lunes, 11 de junio de 2018

I Congreso "Sanando con Amor"


Voy a tratar de resumir en este post lo que fue el Congreso que organizamos en Thaniyay el 1, 2 y 3 de Junio.

Esta loca idea, porque creo que todo el equipo de Thaniyay lo consideró al inicio una loca idea, la tuve después de vivir 3 días maravillosos en el Congreso de Orlando de Los Compassionate Friends.
Fueron 3 días donde me enriquecí como persona, como terapeuta pero lo más importante fue que me enriquecí como mamá en duelo. Después de vivir lo que viví y como todo lo bueno se comparte, sentí que teníamos que hacer esto en Perú, replicar de alguna manera todo lo que experimente allá.
Claro, ellos tienen como 40 años de experiencia organizando Congresos y como buenos gringos son súper organizados. Fue un Congreso enorme, éramos más de 1,000 personas...nosotros tenemos 6 años y no somos tantos pero por algo se empieza así que llegué de viaje, reuní al equipo de Thaniyay y les conté la loca idea que tenia.

Grata fue mi sorpresa cuando a todas les pareció una idea excelente, todas de acuerdo en hacer realidad esta locura. Así que pusimos manos a la obra y empezamos a trabajar en lo que seria nuestro Primer Congreso.

Tengo que acá hacer una pausa y agradecer al maravilloso equipo que tenemos en Thaniyay, sin ellas nada de esto se hubiese podido lograr. Han sido casi 9 meses de arduo trabajo, de reuniones, de anochecidas en algunos casos, de tener que lidiar con los cambios y con las cosas que se nos presentaron a último minuto, un trabajo de amor verdadero ya que no es remunerado económicamente. Al final todo resultó bien y esto es gracias a que supimos trabajar juntas, supimos darnos una mano, apoyarnos en todos los momentos, solucionar juntas lo que había que solucionar. No puedo estar más agradecida por el hermoso equipo que tenemos.





La organización de este Congreso me ha enseñado mucho de mi misma y he aprendido mucho también, como por ejemplo a tener paciencia, a darme cuenta que mis tiempos no son necesariamente los tiempos de los demás. He tenido que dejar de lado muchas veces mi ganas de querer mandar muy lejos a ciertas personas, mi perfeccionismo también lo tuve que guardar en un cajón. 
Tuvimos, todo el equipo que adaptarnos al cambio y no dejarnos vencer por algunos "no" que recibimos.
Pero creo que lo más importante que he aprendido ha sido el adaptarme a lo que la vida en ese momento me estaba ofreciendo. El tener que bajar y muchas veces dejar de lado las expectativas que yo tenia. La vida es un constante cambio y nosotros tenemos que adaptarnos a esos cambios sin renegar.



Organizar todo esto ha sido casi como un embarazo, han sido 9 meses de preparación, de buscar los expositores ideales, los temas que pensamos podrían ser de interés para los participantes, de elegir que expositor podría dar que tema, de buscar el local ideal, de ver quien podría darnos la charla de inauguración, Gracias Indyra! 


Ha sido una locura pero una locura hermosa. Cuadrar los horarios también fue complicado, ver que no se cruce ningún tema parecido, ver que los expositores puedan a la hora que los habíamos puesto, ver el regalito que les íbamos a dar a los expositores, diseñar el programa, buscar auspiciadores...pero lo más complicado fue definir el costo que iba a tener el Congreso.

No fue fácil poner un precio. No fue fácil porque Thaniyay es una Oranización Civil sin fines de lucro, no fue fácil porque las personas que conocen a Thaniyay saben que nuestros grupos son gratuitos, no fue fácil porque cuando pusimos un precio nadie se inscribió y nos dijeron que era muy caro, no fue fácil porque lamentablemente estamos acostumbrados a que nada nos cueste, queremos todo gratis. 
Si bien nuestros grupos son gratuitos, este Congreso no podía serlo. Hemos tenido bastantes gastos y lo que los participantes recibieron es esos 3 días ha sido creo de primer nivel. 

Han habido muchos baches en el camino y muchas decepciones las cuales no vale la pena mencionar, pero las cosas positivas como siempre han sido mayores.

Días previos al Congreso tengo que reconocer que estaba muy nerviosa. Vinieron padres del extranjero. Tuvimos el honor de tener a Chile, a Argentina, a Ecuador y a República Dominicana. Como yo no me encargaba de las inscripciones cada vez que en el chat decían que se habían inscrito más padres de fuera, mi nerviosismo crecía. Pensaba mucho en si íbamos a poder cumplir con sus expectativas, me preguntaba que expectativas tendrían ellos, que esperaban de este encuentro...las noches previas no pude dormir. Pero luego pensé: nosotros estamos preparando todo esto con mucho amor y lo que se hace con amor no tiene por donde salir mal. 
El último día del Congreso los comentarios de los padres del extranjero fueron todos tan positivos  y llenos de amor que me quedé más que feliz y agradecida y luego leer en sus paginas lo que escribieron de lo vivido acá en Perú fue realmente maravilloso.






Creo que este Congreso (que en realidad debió llamarse "Encuentro" porque es lo que fue, fue un Encuentro con todos los asistentes) nos ha enseñado mucho pero no solo a nosotras las organizadoras sino también a los expositores y ni que decir de los asistentes. Sé que para algunos de los expositores esto ha sido como mirar otra vez su dolor, abrir su corazón a los demás cuando solo lo abrían en privado. Sé que no ha sido fácil para algunos y por eso les agradezco de corazón el que hayan aceptado participar y compartir su historia con nosotros.

Este Congreso me ha dado tanto que creo que no podré poner en palabras todo lo que siento.
Me ha hecho mirar a mi hijo con otros ojos. Gracias Cristóbal, gracias por participar de este proyecto, de ayudarme a buscar los voluntarios,  gracias por ponerle tu corazón, gracias por preocuparte conmigo cuando te contaba algunas cosas, gracias por abrir tu alma y contar tal vez por primera vez muchas cosas, sé que te ha ayudado a sanar y eso para mi es lo más importante. Te quiero y admiro muchísimo.


Cuánto amor nos llevamos, cuántos abrazos, cuánto agradecimiento, cuánto aprendizaje. Fue una experiencia hermosa que volvería a vivir mil veces más.



Gracias a todos los que participaron y nos ayudaron: Milagros, Isabel, Clara, Ale, Patty, Lydia, Carmen, Dafne, Daniela, Carolina, Ana Lucia, Ana, Roberto, Cristóbal, Indyra, Walter, Juanjo, Armando, Sebastien, Hugo, Luis, Ana María, Norma, Adela, Solange, Miriam, Jennifer, Tony, Alejandra, Saúl, Joaquín, Vasco, Adrían, Carlos, Jorge Eduardo, Rodrigo, Rodrigo, Joaquín, Geraldine, Familia Paredes Vizquerra, Familia Barboza Villegas, Bcp, Faber Castell, Cyrus. Gracias por su entrega, por su tiempo, por sus testimonios, por su amor a Thaniyay.

Estoy feliz con el resultado, feliz de haber decidido convertir esta locura en una realidad.

Gracias Gabriel!

Con amor y eternamente agradecida,

Uchi 




0 comentarios:

Publicar un comentario