sábado, 18 de noviembre de 2017

Regresando a lo que creo


Una vez más pienso que importante es elegir lo que queremos creer. Elegir lo que nos hace bien y mantenernos firmes en esas creencias.

La semana pasada me contaron algo que me dejó mal, que me dejó pensando mucho, que me hizo sentir culpable, que me quitó el sueño por varias noches, que me hizo cuestionar mis creencias, me hizo cuestionar lo que yo había elegido creer. 

Lo peor de esto? Que yo lo permití.

Yo permití que eso me afectara, yo permití que las dudas hicieran su nido en mi mente, yo permití que la angustia no me deje dormir, yo permití que mis creencias con tan buena base, se tambalearan.
Yo permití que esta situación se desborde y dure más de lo que debió durar.

Gracias a la vida tengo buenas amigas y guías que me tranquilizan, me hacen acordar que debo respirar, confiar en mi intuición, confiar en lo que mi corazón me dice y sobretodo me hacen regresar a lo que elegí creer.

Una vez que hice una pausa, que me concentré en solo respirar, que le pedí una señal a Gabriel, pude nuevamente volver a eso que yo elegí, pude volver a la calma, a ese lugar en donde yo sé todo es perfecto. 
Pude volver a respirar sin culpa y regresó a mí lo que yo siempre creí desde que Gabriel partió: Que mi hijo es Luz, que está en paz, que disfruta de una felicidad sublime, que está conmigo y más vivo que nunca!

Con amor y en paz,

Uchi


0 comentarios:

Publicar un comentario