jueves, 24 de agosto de 2017

El sol saldrá nuevamente...


Un hijo nuestro se muere y pensamos que ya nunca nos pasará nada malo. Que lo peor ya pasó, que estamos libres de cualquier otro sufrimiento, de cualquier otro dolor.
Pero no, no es así. La vida nos vuelve a sorprender y nos hace otra vez caer de rodillas. 

Nos volvemos a preguntar por qué? Aunque sabemos que esa pregunta no tiene respuesta, nos la volvemos a hacer mil veces más y mil veces más nos responde el silencio.
Nos pasamos las noches en vela pensando que va a pasar, rezando a Dios, a la vida, al universo, nos quedamos mirando el techo negro esperando encontrar una luz dentro de la oscuridad y esperando un milagro.

Tener Fe muchas veces se nos hace imposible, sentimos que no tenemos de donde agarrarnos para empezar a creer o para seguir creyendo, pensamos que antes de nada nos sirvió tener Fe pero necesitamos aferrarnos a algo, necesitamos seguir creyendo que hay algo más allá, que hay algo que aun no entendemos. Necesitamos tener esperanza, esperanza de saber que todo puede mejorar, que existen los milagros, que el sol saldrá nuevamente.

Definitivamente la vida es una excelente maestra, venimos para aprender y son justamente los momentos difíciles los que nos enseñan, los que nos desafían, los que sacan lo mejor de nosotros, los que nos enseñan de lo que somos capaces...el truco esta en descubrir esa enseñanza, en saber descifrar los mensajes de la vida, en aprender a leerlos correctamente para que éstos no se vuelvan a repetir.

Todo los que nos pasa tiene un para qué, todo lo que nos pasa aunque nos duela, es perfecto.

Con amor,

Uchi

0 comentarios:

Publicar un comentario