lunes, 25 de abril de 2016

Esos momentos de dolor...


Hace unas semanas que quería escribir pero preferí dejar que pasen algunos días.
Sabia que si lo escribía en el momento iba a ser un post bastante triste y esa no es la idea de mi blog. Si bien escribo sobre algo muy triste creo que siempre he tratado de que todos mis post tengan algún mensaje positivo, alguna luz que se pueda encontrar en la oscuridad de algunos de mis pensamientos;
es por eso que deje que mi mente se despejara para tener una reflexión positiva.

Muchos papas en Thaniyay que ya tienen algún tiempo de duelo cuando tienen un día malo o un bajón sienten que han retrocedido en su proceso, eso lo escucho a menudo. Es como si por llorar o por algún día recordar a nuestros hijos con dolor automáticamente retrocedemos en el tiempo pero no de una manera ficticia sino real. Por que sentimos eso? Por que tenemos que pensar que el llorar al recordar a nuestros hijos con dolor después de algún tiempo nos lleva nuevamente al inicio?

Hace unas semanas prendí la televisión y estaba en un canal local de noticias, normalmente cambio (no me gusta escuchar las noticias ya que casi todas por no decir la mayoría son tragedias), pero esta vez no cambie de canal...eran como las 9 de la noche. De pronto una noticia llamo mi atención, un niño de 3 años había caído de un tercer piso. Me quede escuchando por un momento con mi corazón latiendo muy rápido, mas rápido de lo que yo hubiese querido, escuché como cayó, que felizmente se encontraba bien y algo sobre los padres.
No pude seguir escuchando ya que en ese momento me sentía como si estuviera debajo del agua, todo se veía nublado y seguía escuchando la noticia a lo lejos pero no podía distinguir las palabras solo dos palabras se me venían a la mente como torturándome, como taladrando mi cerebro para querer entrar mucho mas profundo de lo que yo las dejaba...2 palabras que me hicieron tanto daño por tanto tiempo y que ahora amenazaban nuevamente con herirme...POR QUE??? Por qué mi pequeño y ese niño no? Por qué tuvo que suceder eso? Por qué tuviste que morir? No pude mas y me tiré en mi cama, me tape con el edredón y lloré como no lloraba hacia mucho tiempo. Ese llanto salió de lo más profundo de mi alma, salió como si hubiese estado esperando eso para salir. Ese llanto que te deja sin aliento, que no te deja respirar. Dejé que salga, y lloré no se por cuanto tiempo.
Lloré porque extraño a mi hijo con cada partícula de mi cuerpo, lloré porque en ese momento quería una respuesta al por que? Lloré porque quería saber por qué mi hijo había muerto y no ese niño. Lloré porque sentí que ya nada tenía sentido. Lloré por mi, por todo lo que he vivido. Lloré porque daría todo lo que tengo por solo un momento con Gabriel, por solo un segundo con el, por un abrazo, por una caricia, por volver a ver su carita una vez mas y lloré y lloré y lloré hasta que creo que se secaron mis lágrimas o me seque yo por dentro pero finalmente paré de llorar y me sentí morir. 
Si, retrocedí al primer día, al inicio, a ese 29 de diciembre del 2010, si regresé por un tiempo pero sabia que ahí no me iba a quedar, sabia que solo estaba de paso, así que lo acepte, acepte mi tristeza momentánea, acepte mis lagrimas pasajeras, acepte que mi dolor despertara por un momento, lo acepte con los brazos abiertos porque sabia que había un mañana y que mañana sería diferente. 
Y así fue, al día siguiente fue diferente, al día siguiente salió el sol y con el sol las lágrimas se secaron y mi dolor volvió a dormirse y yo volví al momento presente y volví a recordar que mi hijo no ha muerto, que el está
conmigo siempre y que solo necesito cerrar mis ojos y respirar profundo para poder verlo y tal vez sentirlo.

Así que no tengamos de miedo de esos momento de dolor, de tristeza profunda porque son solo eso...momentos y así como vienen se van.


Con amor,

Uchi



4 comentarios:

  1. Una vez frente a alguien me salió una lagrima, y me pregunto si ese día estaba luchando, le conteste que todos los días es luchamos con todo contra el dolor, simplemente hay días que ganamos y recordamos a nuestros hijos con alegría y días que perdemos, nos derrota el sentimiento, la desesperanza y la amargura, pero la lucha seguirá toda la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es, pero no lo veamos como una lucha sino como un camino...algunas veces difícil otras no tanto. Un abrazo

      Eliminar
  2. Gracias Uchi... por escribir gracias por describir cada sentimiento...gracias por hacerme entender nuevamente que no estoy loca...leerte es leerme....saber que puedes....en tener la certeza de que puedo...un abrazo al alma...

    ResponderEliminar
  3. No, no estamos locas, somos madres y somo humanas. te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar