domingo, 27 de marzo de 2016

Estos días...


Y cuando crees que todo esta bien, que nunca mas a tu familia le pasará nada, claro porque ya viviste lo inimaginable y piensas que estás libre de todo mal...la vida te vuelve a sorprender.

Estas han sido unas semanas muy duras para mi familia y nos espera aún un largo camino.

Estos días he pensado mucho en la vida, en lo que venimos a hacer acá, en nuestra misión, en lo que tenemos que aprender y sanar, en que las cosas por muy malas que parezcan al principio siempre terminan enseñándonos a darnos cuenta que lo esencial es invisible a los ojos (que inteligente el principito).
Cada dia me maravillo mas ante la vida y ante la muerte.
Ante la vida porque te enseña, porque es una maestra, porque te da golpes muy duros a veces pero es cuando necesitas dejar de mirar lo que estas mirando para mirar lo que necesitas ver.
Y ante la muerte porque a la sola idea de que alguien que tu amas puede morir, te lleva al límite de ti mismo, te lleva al límite de tus capacidades, te saca del letargo, de la inacción, te lleva a lo imposible, te lleva a CREER como nunca has creído, te lleva a AMAR como nunca has amado, te lleva a tener FE, esa FE que sana, que cura, que hace milagros. Y así estamos viviendo al límite pero amando y creyendo y teniendo esperanza y no perdiendo la Fe sino al contrario creyendo mas que nunca!

Yo considero que tengo una familia unida, siempre estamos ahí cuando alguien nos necesita, basta con una llamada o un chat para que nos hagamos presente. Antes nos reuníamos más (tengo que admitirlo) pero claro como algunos viven fuera y los que estamos acá siempre tenemos algo que hacer, ya sea con el trabajo, la casa, los hijos, las actividades de los hijos, muchas veces se nos hace imposible vernos pero gracias a la tecnología siempre estamos presentes.
Pero ahora con esto que estamos viviendo he sentido la unión familiar mucho más unida (valga la redundancia). Nos hemos unido en corazón y en alma, nos hemos unido en oración, nos hemos unido con un solo propósito! Y eso es lo maravilloso de la familia que no importa si no nos vemos tan seguido, lo importante es que cuando alguien nos necesita no importa el trabajo, ni la casa, ni las actividades de los hijos, ahí estamos! para apoyar, para dar un abrazo, para decir acá estamos todo va a salir bien, para decir te quiero, los queremos...

Y sabemos como familia que saldremos de esta, y saldremos fortalecidos, amando más a la vida, creyendo más, amándonos más a nosotros y gran lección nos vamos a llevar...la familia lo es TODO!

Con amor y llena de esperanza,

Uchi

1 comentario: