lunes, 23 de marzo de 2015

No necesito ser salvada solo porque no creo en lo que tú crees


Cuando Gabriel partió me llené de muchas preguntas, de muchas incertidumbres, me cuestioné muchas cosas, entre ella como ya lo he dicho antes, mi Fe. 

Al querer responder las tantas preguntas que tenía (sabiendo que tal vez no iban a ser contestadas nunca) me embarqué en una búsqueda interior, intima, personal. Busqué tal vez entender que es lo que estaba viviendo, lo que estaba pasando y lo que iba a pasar. Buscaba entender la partida inesperada de Gabriel, buscaba entender la vida más allá de la vida.

Y en esta búsqueda que resultó maravillosa encontré autores extraordinarios, personas de una espiritualidad envidiable, lecturas, diferentes puntos de vista, libros alucinantes pero lo que más encontré fue ESPERANZA!

Mi mirada hacia la muerte cambió totalmente gracias a estas personas, a los libros, a las lecturas que llegaron a mis manos, me abrí hacia esa espiritualidad que todos tenemos, me acerqué a Dios a mi manera y sí tengo que admitirlo me alejé de la Iglesia gobernada por los hombres que a nombre de Dios cometen y dicen atrocidades. Con esto no quiero decir que no crea en Dios, porsupuesto que creo en El y en la Virgen.
El Dios en el que hoy creo es un Dios que es todo amor, que ama incondicionalmente así uno sea hombre, mujer, homosexual, bisexual, transexual, ama a las familias que se aman y que no lastiman así éstas estén conformadas por hombres, mujeres o ambos.
Creo en un Dios bondadoso, no en un Dios castigador que si no vas a misa o te confiesas estas en pecado, creo en un Dios que no cree en el pecado sino en la libertad de elegir y si de arrepentirnos por haber obrado mal.
Creo que un Dios que va a recibir a todos en el cielo sin cerrarle la puerta a nadie por no haber hecho lo que los hombres en Su nombre pedían.
Creo en un Dios que ama a todo ser humano sin importar la religión que ellos profesen, la religión la creó el hombre no Dios.

Hace poco en una entrevista que me hicieron dije que no iba a misa y que creía en Dios a mi manera. A los pocos días recibí un correo de un señor en el que me decía que me iba a quemar en el infierno por hablar así y por estar alejada de Dios...perdón???? Yo respeto y así como yo respeto pido que respeten mi relación con Dios.
Dios es más de lo que nos dicen en la misa del domingo, Dios es amor infinito hacia todo ser vivo, todos somos Dios porque todos tenemos ese Amor y esa Luz dentro de nosotros.

También hace poco en una reunión compartí un poco mis creencias, en lo que creo ahora, en lo que pasa cuando uno muere o lo que pasa antes de nacer, como todos estamos conectados y nos ayudamos mutuamente para seguir evolucionando como almas.
Hace poco me enteré que una persona muy religiosa que estaba en esa reunión le dijo a una amiga: Pobre Úrsula está perdida, tenemos que salvarla...que que????

Necesito ser salvada porque no creo en lo que tú crees? Necesito ser salvada porque no voy a misa, ni me confieso pero si voy al santísimo y me acerco a Dios todas las noches a mi manera? 

Las personas que nos estamos abriendo a la espiritualidad que ojo no tiene nada que ver con religiosidad no necesitamos ser salvadas!

Así como yo te respeto, respétame tú también.

Gracias,

Ursula


1 comentario:

  1. Ursula, que lindo en el dolor encontrar gente que piense como uno. Aprendimos a convivir con la pérdida de nuestro hijo hace dos años y nueve meses. Yo particularmente, hice lo mismo, leí mucho, busqué el sentido y mi misión en esta tierra y también creo en ese Dios que no castiga, que solo puede dar amor. Pero mas que nada creo en mí fuerza, en mi corazón, en la espiritualidad que creció dentro mío a pesar de todo. Mucha paz interior que nunca había sentido, y el valor que mi hijo me manda cada día para enfrentar una nueva mañana. Abrazo de luz para vos.

    ResponderEliminar