miércoles, 18 de febrero de 2015

A tener paciencia...

Cuando un hijo muere no solo muere nuestro hijo muere también una parte de nuestra vida, de nuestra familia, de nosotros mismos.
Tenemos que decir adiós a nuestro hijo y también a esa vida que con el vivimos. 
Nada volverá a ser igual, todo cambió desde el momento en que ellos se fueron.
Y como humanos le tenemos miedo al cambio, pensamos que lo que se viene será terrible y si, en parte lo es porque tenemos que vivir el duelo por la partida de nuestro hijo pero si nos enfocamos en lo bueno, en el amor, en la luz podemos ver las cosas buenas de la vida aun, podemos abrirnos al amor y dejar que la magia de la ausencia de nuestros hijos hagan su trabajo. 

Pero si, todo cambia y lo que mas cambia somos nosotros mismos...cambia nuestra mirada al mundo, a la vida, a los demás...nos volvemos mas compasivos, más sensibles, mas espirituales.
Pero dentro de estos cambios hay cosas que nos suceden que no entendemos. Y a veces sentimos rabia, envidia, celos, cólera mucha cólera, sentimos que la vida ha sido injusta con nosotros...no nos sintamos mal por sentir eso.
Expresemos nuestros sentimientos, dejemos que salgan para que no nos lastimen por dentro.

Si bien vamos sanando poco a poco hay partes de nosotros que toman mas tiempo en cicatrizar...perder un hijo es un trauma (dentro de otras cosas)  y como trauma hay que trabajarlo y trabajar todo lo que ello implica.

Nadie nunca sabrá lo que cada uno de nosotros batalla en su interior, con qué demonios inconscientes nos enfrentamos, que heridas dejó la partida de nuestros hijos que muchas veces sin querer repercuten en los demás.

No somos los mismos y tenemos que aprender a conocernos nuevamente. Tenemos que sanar de una herida que ha matado una parte de nosotros mismos.
Y eso cuesta, cuesta muchísimo. 

No nos juzguen y tengan paciencia...

Uchi


4 comentarios:

  1. A ALGUNOS NOS CUESTA COMPRENDER TODO LO QUE UNA PERSONA SUFRE POR LA PERDIDA DE UN HIJO NADIE LO SABRA NUNCA SI ES QUE NO HA PASADO POR ESO Y SOLO NOS QUEDA TRATAR DE ENTENDER Y COMPRENDER Y AGRADECERLE AL ALTISIMO POR TODO LO QUE NOS DA Y TRATAR DE APROVECHAR AL MAXIMO A NUESTROS SERES QUERIDOS PORQUE NADIE TIENE LA VIDA COMPRADA Y NO SABEMOS CUANDO NOS PUEDE PASAR ALGO ASI ....

    ResponderEliminar
  2. fortalecedor pero doloroso para los que atraviesan una situación de perdida como Uds.

    ResponderEliminar
  3. duele demasiado y nadie quiere que un hijo se le muera y es lo peor que nos puede pasar en la vida .vivir con ese dolor siempre ese vacio .AQUIEN SE QUIERE MAS ? SI NO A LOS HIJOS ...SON LA PROLONGACION DE LA EXISTENCIA .

    ResponderEliminar
  4. Nadie esta preparado para ver partir un hijo es lo peor que nos puede pasar .la vida pierde el sentido el color ...todos los proyectos y sueños de ese hijo y de uno se van y sin contemplación .Cuando un hijo es unico no hay consuelo ,da rabia desilusión porque ya para que sirve la vida vacia sin nada .No se a donde ir pués se me fué la vida a mi tambien .

    ResponderEliminar