miércoles, 5 de noviembre de 2014

Mi camino...perfecto


Muchas veces no confiamos en el camino, sentimos que el camino nos esta llevando por donde no deberíamos ir, sentimos que el camino no es el correcto porque eso no estaba en nuestros planes...caminamos y solo vemos oscuridad porque vamos caminando mirándonos los pies y no levantamos la mirada para ver la Luz al final del camino. 
No confiamos en que vamos abriendo camino conforme vamos caminando, no confiamos en que nuestro viaje es perfecto, si perfecto, con nuestros dolores, sufrimientos, alegrías...todo es perfecto, solo tenemos que confiar, ,mantener la mirada hacia adelante y abrir los brazos a las nuevas oportunidades que la vida nos va brindando.

Yo veo hoy donde estoy y me parece increíble. Yo confié en mi camino, confié en mi viaje y me ha traído bendiciones maravillosas.
Es increíble como la muerte me dió vida y me ayuda a dar vida a los demás.

Nunca pensé trabajar en lo que trabajo, nunca pensé ser Consejera en Logoterapia y si bien empecé a estudiar para poder tener más herramientas para poder ayudar a los papas en Thaniyay pues hoy también puedo ayudar a todas las personas que pasan por una situación límite. 
Nunca pensé que mi vocación fuera de servicio y de ayuda a los demás pero ahora es lo que le da sentido a mi vida. Es mi misión en esta vida y la siento tan mía que se que no me equivoco al afirmar eso.

El poder ayudar a que las demás personas vean que hay Luz al final del camino no tienen precio, el sentir que puedo ayudarlas a encontrar un sentido o un nuevo sentido a sus vidas suma mucho a la mía. Me hace ser mejor cada día, ser mejor persona, mejor ser humano.

Estoy agradecida a la vida, a la muerte y a Gabriel por haberme puesto en el camino correcto, en mi camino, por haberme permitido levantar mi mirada, confiar en mi travesía y abrir mis brazos a las nuevas oportunidades que el universo me dió.

Estoy agradecida y en Paz!

Con amor,

Ursula

1 comentario:

  1. Lindas palabras Úrsula, siempre leo tu blog, es como conversar conmigo misma. Un abrazo y mucha luz!!!

    ResponderEliminar