martes, 18 de noviembre de 2014

Estos meses...


Estos últimos meses no he vivido, he sobrevivido y eso para mi no es bueno.

Estos meses he aprendido a tener paciencia, mas de la que pensé que tenia.

Me he enfrentado con mis demonios, aquellos que no me dejan dormir de noche, aquellos que se aparecen en mi mente sin que yo los invite a entrar.

Me he enfrentado también con mis miedos, esos miedos que tenemos todas las madres pero que para las que hemos perdido un hijo se hace mas latente, mas vivo, mas cercano y es el que algo le pueda pasar a uno de nuestros otros hijos.

Estos meses he tenido que aprender a esperar...a saber que no todo llega ni se sabe cuando yo lo quiero sino cuando es el momento perfecto para que se de y para que se sepa.

Estos meses he tenido que dejar mi soberbia de lado y aprender a escuchar con el corazón abierto. Escuchar opiniones diferentes a las mías y darme cuenta que puedo estar equivocada y que no todo es como yo lo pienso.

Estos meses me he dado cuenta que no soy la mujer maravilla y que no puedo todo, que necesito un descanso, que no puedo con todo, que tengo que pedir ayuda, que tengo que delegar...que no tengo que poder todo.

Estos meses me he dado cuenta que no puedo parar lo imparable ni controlar lo incontrolable.

Estos meses el universo me ha hablado a gritos para que voltee y mire lo que no estaba mirando. A veces es necesaria una cachetada de la vida para hacernos despertar de la inmanencia en la que estábamos.

Estos meses he tenido que confiar. Confiar en que todo es perfecto y que todo pasa cuando debe pasar y como debe pasar.

Estos meses he mirado mas a fondo, muy al fondo de mi misma...me he cuestionado ciertas cosas, re pensado otras, he mirado al fondo y me he escuchado con atención y he encontrado un poquito de tristeza. Tristeza muy bien acomodada, tristeza que ha hecho su hogar ahí muy muy profundo pero tristeza al fin.
Pero este mes también me he dado cuenta que no quiero disimular la tristeza, que quiero romper la barrera que me lleva al disumulo, al disimulo de que todo esta bien cuando no lo esta.

Estos meses he aceptado que tengo miedo, que tengo tristeza...he aceptado que me van a acompañar hasta que me hayan enseñado lo que tengo que aprender. Pero también sé que hay alegría, amor, felicidad...me he propuesto estar en Paz y aceptar las dos caras de la misma moneda.

Estos meses al despertar le he pedido a mi parte sabia que me ayude a eliminar de mi inconsciente todo aquello que me lleva a la negatividad.

Estos meses he tenido mas conciencia acerca de la vida y el respeto a todos los seres vivos.

Estos meses he hecho mía la frase que dice: "Somos lo que comemos"...estoy alimentándome sana y conscientemente y tratando también de que mis hijos coman sano y saludable.

Estos meses una vez mas me he dado cuenta de la importancia del deporte en mi vida. Me enfoca, me relaja, me ayuda, me distrae...me apasiona.

Estos meses he llorado, he reído, he gritado, me he desahogado como hace tiempo no lo hacia...estos meses han sido necesarios para centrarme en mi misma, en mi alrededor, en mi circulo, en mi vida, para mirar con el corazón, para aprender mas de mi misma, de mis limites y mis capacidades, para amarme como soy y amar y aceptar al resto como es.

Estos meses...han sido meses que seguirán siendo meses, pero que los viviré con la intensidad, el amor, la pasión, la entrega, la mirada que se merecen!

Con amor,

Ursula











0 comentarios:

Publicar un comentario