jueves, 16 de octubre de 2014

Se vale!

Este diciembre van a ser 4 años que Gabriel partió. 4 años lo tuve conmigo y 4 años no.
El mismo tiempo pero sin embargo no son iguales. A veces siento que fue tan breve el tiempo que estuvo conmigo, me faltaron tantas cosas por vivir con el, le faltaron a el tantas cosas por vivir y a veces siento que el tiempo que estuvo conmigo fue eterno, fue perfecto, que no necesitamos mas, que fue el ideal. A veces pienso también que el tiempo que no ha estado con nosotros ha sido eterno, es eterno y a veces es tan fugaz.

Conversaba el otro día con una amiga que también perdió a su hijo y le pregunté: no te pasa a veces que cuando ves una foto de tu hijo sientes como si todo esto fuera un sueño? No ves a veces una foto de Emilio y le preguntas: de verdad exististe? Fuiste un sueño? Fuiste, eres una realidad? Y me contestó: claro! (entre otras cosas).

Es increíble todo lo que sentimos, lo que no sentimos. Como se mezclan nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestras creencias. Vivimos en un torbellino de emociones y muchas veces estas emociones no son positivas y tendemos a rechazarlas y al rechazarlas lo único que logramos es que regresen con mas fuerza...entonces que hacer?
Validarlas! Validar nuestras emociones, aceptarlas como parte de nuestro proceso. Sentimos rabia? Celos? Envidia? Ira? Odio? Culpa?....y luego encima de sentir esto nos sentimos mal por sentirlas y aparece nuevamente la culpa....esta amiga imaginaria que nos acompaña durante bastante tiempo haciéndonos sentir culpables por ser humanos, por sentir como humanos.

Hace poco publique un pensamiento en Thaniyay que decía, entre otras cosas: Se vale ser humanos! Y sí se vale! Se vale llorar, se vale sentir, se vale querer mandar todo a la mierda, se vale suspirar, se vale gritar, se vale pedir ayuda, se vale tirar las cosas, se vale!!!!!! 

Vivamos nuestro duelo como queramos, hagamos lo que nos hace bien (siempre pensando en lo mejor para nosotros y sin hacernos daño ni a nosotros ni al resto), no tengamos miedo de expresar nuestras emociones y lo que sentimos, no tengamos vergüenza de llorar en público. Mientras más libres nos sintamos con respecto a nuestras emociones un poquito mas llevadero será este camino.

Y recordemos...nada dura para siempre, solo el amor por nuestros hijos!

Ursula 

3 comentarios:

  1. Yo creo que el sentimiento de culpa es parte de ser humanos, está inherente en nosotros, vive con nosotros. A pesar de todo lo que me han dicho los especilistas, cada vez que mi Andrés tiene sus episodios me pregunto qué hice mal, me siento responsable, culpable. Entonces no puedo imaginar lo fuerte que debe ser ese sentimiento contigo, con los padres que tienen que pasar por tu mismo camino. Pero supongo que la clave es comprender que somos humanos y aceptar nuestros sentimientos, en el momento que vengan y como vengan.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón.
    Somos seres humanos, por momentos necesitamos de ese 'se vale todo' pongamos en práctica eso porque nos ayuda de una forma maravillosa.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Se dice que solo quien lo vivio, puede sentir la verdadera magnitud de una perdida. No he perdido un hijo, mas por circunstancias que solo Dios sabe, en diferentes etapas de mi vida ,los cuatro que tengo han pasado por la Agonia, unos mas tiempo largoooo que otros, y si :: Se vale ser humano, !! a solas, frente a Dios, a veces reclamandole, tratando de aceptar Su Voluntad, soy Catolica, creo firmemente en Dios y la Virgen, sigo sin entender el porque de tantas pruebas duras ,tanto que no encuentro calificativo para ello, vivir cada minuto pendiente, si ya le toca partir, a uno o a otro,por los deterioros que tienen, perdonenme uds. que han vivido ese cruento dolor, he llegado a preguntarme que es peor, si vivir el dolor de su partida o vivir cada minuto ,el : se nos va ahorita o si me duermo , estara vivo cuando yo despierte, aunque fuera despues de unos minutos. Solo Dios nos da la fuerza para salir adelante ,para seguir Viviendo, pese a estas duras pruebas que Dios puso en nuestras vidas, he logrado Liberarme del sentimiento de culpabilidad, tratando de entender y asimilar que Dios nos Ama y que por alguna razon, no entendible para los humanos nos tocan estas pruebas, y cambiando el Porque a mi, que hice o hago tan mal que merezco esto, por Para Que Dios mio, que debo cambiar yo, como actuar conmigo misma y mejorar mi ayuda a los demas, No tenemos culpabilidad sobre lo ocurrido con nuestros hijos, tampoco debemos vivir un duelo eterno, con ello lo unico que logramos es Sufrimiento en sus rspiritus, existe la Ley Cosmica : Como es Arriba, es Abajo, nos quiere decir que em la vida rspiritual de nuestros hijos, ellos desde el cielo Ven y Viven con nosotros ese duelo que llevamos dentro, No es lo que queremos para ellos, como madres queremos La Felicidad de Nuestros Hijos, en el Cielo o en la tierra, sobre ello trabajemonos , con la certeza que nuestros hijos son Angeles del Señor, sin importar la edad, y que ellos estan siempre con nosotros, no los hagamos sufrir con lo nuestro. Solo entregando nuestro dolor a Dios lograremos recuperarnos y hacer quevla vida celestial de nuestros hijos,Sea la Mejor. Cuesta, si y mucho, pero lo mas impirtante es Nuestra Decision de entregarkes a ellos PAZ.
    Disculpenme por lo extenso de mi talvez desahogo y les agradezco su tiempo y atencion . Unamonos en oracion cada dia, no solo por ellos, sino especialmente por nosotros que somos los que tenemos que cambiar nuestra actitud y convertirnos en Vias e Instrumentos de Paz y Amor, y eso con certeza les llegara hasta el cielo.
    Que Dios y la Virgen los colmen de Bendiciones. Gracias, siempre Gracias. Un abrazo de corazon a corazon para cada uno de uds.

    ResponderEliminar