martes, 7 de octubre de 2014

Necesitamos un abrazo...


Esta semana ha sido un poco complicada para mi.
Mi hijo mayor no se ha estado sintiendo muy bien y eso ha hecho que me de cuenta que no estoy aun preparada para lidiar con las enfermedades.
Siento mucha angustia de saber que mi hijo está enfermo y que algo grave le puede estar pasando. Escucho tantas historias en Thaniyay que tengo miedo de convertirme en una de esas historias y luego me doy cuenta que yo soy una de esas historias también. Que loco como por segundos puedo pensar que a mi no me pasó nada.

Como he estado lidiando con estos sentimientos que me han invadido en estos días? 
Con rabia y me avergüenzo de decirlo pero he sentido mucha rabia, rabia conmigo misma, rabia con la incertidumbre de no saber y lo peor de todo es que he sentido rabia hacia mi hijo por enfermarse y sentirse mal.
Me he dado cuenta que no se como manejar y por mas que he intentado sin éxito despistar a la angustia no he podido. Ha regresado tocándome el pecho y haciendo sentir impotente frente a esta situación que por mas que yo quiera no puedo cambiar.

Hoy mi hijo está mucho mejor (y hemos podido entender que le sucedía) y con su mejoría vino también un poco de paz a mi vida. Ahora ya puedo respirar sin miedo, puedo mirarlo sin miedo, puedo abrazarlo sin miedo. 
Cuando se fue la angustia y el temor a perderlo pude hablar con él sin rabia, pude entenderlo o por lo menos decirle que lo entendía.

Todo se mueve cuando muere un hijo...todo dentro de nosotros se mueve pero el mundo sigue inmóvil. 

Tenemos que lidiar con muchas emociones, situaciones, miedos, angustias que nos es difícil saber como tenemos que actuar y que debemos decir....no pretendo que me entiendan los que no han perdido un hijo pero solo les pido que no me juzguen.

Voy por el buen camino, abriéndome paso al caminar (como dice la canción) y en este camino vamos aprendiendo y encontrándonos con personas que nos ayudan a iluminarlo.

Necesitamos un abrazo, no palabras...un abrazo de esos que te llegan al alma y hacen que todo lo malo desaparezca.

Ursula


0 comentarios:

Publicar un comentario