lunes, 1 de septiembre de 2014

Hoy te digo que te quiero!


El otro día falleció un amigo de mi papá y el me contaba acerca de como a raíz de su muerte habían empezado una serie de correos entre los amigos hablando maravillas de él (no hay muerto malo)...a lo que mi papá me decía: por qué somos así los seres humanos? por qué tenemos que esperar a que la persona muera para decirle todo lo que pensamos de esa persona? por qué en vida no podemos decirle que la queremos, que la admiramos? por qué???
Estuvimos hablando de eso un rato y él hasta ha pensado hacer algo al respecto con su grupo de amigos lo cual me parece super.

Luego me puse a pensar en eso cuando estaba sola y es verdad. 
Casi nunca le decimos a las personas lo que pensamos de ellas, esperamos que se mueran para publicar en facebook cuánto las amábamos, cuánto los admirábamos, cuánto los extrañamos y encima lo ponemos en facebook como si facebook fuera un medio directo al cielo donde las personas que ya no están lo pueden leer y ver...que equivocados estamos.

No voy a juzgar, ni criticar.
Yo he pasado por la experiencia de haber visto morir a mi hijo y me he quedado en paz y con una tranquilidad inmensa de saber que en vida le dije a mi chiquito todo lo que pensaba de él, le dije todo lo que me amaba, le dije como lo admiraba, le dije todo lo que debí decirle como si muy dentro de mi corazón yo hubiese sabido que se iba a ir pronto.

No esperemos que esa persona a quien amamos, a quien admiramos se vaya para recién darnos cuenta lo que significa para nosotros...no esperemos que se muera para publicar en facebook cuanto la amamos y extrañamos...hagamoslo hoy! Hoy digamosle a esa persona que la queremos, hoy digamosle que admiramos de el o de ella...HAGAMOSLO HOY! no mañana, HOY!

Ursula

1 comentario:

  1. Hola Ursula, muy ciertas palabras, a veces nos quedamos con palabras o sentimientos pensando, mañana lo hare, o la siguiente semana, y resulta que la vida nos da un reves y ya no tenemos la oportunidad de hacerlo, no hay nada mejor que hacerlo hoy, ahora, no quedarnos con las ganas de decirlo y luego arrepentirnos por no haberlo hecho.
    un abrazo

    ResponderEliminar