martes, 24 de junio de 2014

Ser fuerte o tener Fortaleza?

Algo que muchas veces escucho de los padres que asisten a Thaniyay es que tienen que ser fuertes.

Nos lo dicen los amigos, familiares...tienes que ser fuerte...te lo dicen en el velorio, en el entierro.
Lo escuchamos tanto que por un momento nos lo creemos.

Hace poco estuve en el velorio del hijito de una amiga, estábamos las dos sentadas conversando y se acerca una mamá de un compañero de clase de su hijo mayor. Le dió el pésame (algo que hasta no entiendo ni lo que significa) y luego le empezó a hablar de Dios y de la Virgen y le repitió varias veces que tenia que ser fuerte. Yo la escuchaba y en mi mente le decía (a la mamá) cállate, no sigas hablando, no la embarres más.
Yo sé que estas personas (hay muchas) lo hacen con la mejor intención, nos quieren ayudar pero lo que no saben es que no nos ayudan y que lo nos están diciendo nos entra con la misma rapidez con la que sale.

La semana pasada en el grupo de los martes, una mamá que ha perdido a su hijo hace 1 mes, nos contaba que ella ya debería estar cocinando pero que no tiene ganas, nos hablaba con lágrimas en los ojos que no encontraba el gusto por hacer las cosas que antes si le gustaba hacer y lo repitió también varias veces el "tengo que ser fuerte".
Cuando terminó de hablar yo le pregunte: y por que tienes que ser fuerte??? Ha pasado 1 MES! de la partida de tu hijo, por que diablos hay que ser fuertes???

Vamos! hemos perdido un hijo, no tenemos que ser fuertes por lo menos no ahora, no en las primeras horas, no en los primeros días, no en los primeros meses. Tenemos que llorar, tenemos que sentir ese dolor, tenemos derecho a derrumbarnos...el llorar es sano, es revitalizante, es en esos momentos hasta mas ncesario que respirar.
Al principio estas en shock, no sientes...pero cuando eso se termina y aterrizas viene el dolor directo al corazón, hay que dejarlo entrar, no hay que pelearnos con el dolor (acá un post donde hablo del dolor http://meganeelcielo.blogspot.com/2012/11/el-dolor-mi-amigo.html), hay que sentirlo, en carne viva.

Una vez leí que le preguntaban a Alejandro Jodorowski (novelista, dramaturgo, artista, poeta chileno, acá su pagina en facebook https://www.facebook.com/alejandrojodorowsky),  acerca de la partida de su hijo y el dijo: "Si, te va a doler, te va a doler muchísimo pero doliendo es la única manera que puede sanar".

Así que no tenemos que ser fuertes, luego se vienen momentos en los cuales si vamos a necesitar de toda muestra fortaleza y, esa es una palabra que me gusta más...FORTALEZA.
El ser fuerte es no dejar mostrar sus sentimientos, mostrarte entera, integra, que nada te tumba, que nada te afecta, que todo esta bien, que tu puedes solo, que no necesitas ayuda.
Tener fortaleza es mostrarte vulnerable, es llorar, es dejar salir tus sentimientos, es mostrarte tal y como te sientes, es pedir ayuda (si la necesitas), es sentir el dolor que entra vivo, hirviendo, matándonos un poquito y seguir ahí, de pie diciéndo:  Si a la vida a pesar de todo!

Así que démonos un tiempo de llorar, de sentir, de dejar que el dolor nos destroce el alma, de querer ser fuertes y luego después de ese momento, nos levantaremos con la cabeza en alto y llenas del amor y de la fortaleza que nuestros hijos nos dan.


0 comentarios:

Publicar un comentario