martes, 20 de mayo de 2014

Dos años de Thaniyay!



Es increíble como un evento tan trágico como la partida de un hijo pueda traer consigo tantas cosas maravillosas.

Quiero contarles algo...llegué el otro día a mi casa después de nuestra reunión del martes y sentí que mi cuerpo no podía mas, me puse a llorar con Juanjo diciéndole que sentía que ya no podía mas y muchas otras cosas que sentía y el me dijo entre otras cosas: no te sientes bien de aliviar a tantas personas? a lo que yo le respondí: y quien me alivia a mi?
Esa noche antes de irme a dormir como todas las noches desde que se fue Gabriel hablé con el y entre todas las cosas que le dije esa noche fue la primera vez que le dije: ay chiquito que misión tan grande y difícil que me has dejado pero si me la dejaste a mi es porque sabes que soy capaz de hacerlo, es porque crees en mi, no te voy a defraudar y creo que no lo he hecho hasta ahora. Esa noche soñé con el, un sueño maravilloso después de casi mas de dos años, un sueño en el cual me decía: tranquila mamita es poco a poco.....y sí es poco a poco....nuestro camino es poco a poco, el camino de Thaniyay ha sido poco a poco y es increíble donde hemos llegado.

Realmente es una bendición que exista un lugar como Thaniyay, un lugar donde hemos podido ser testigos del gran amor que se respira, amor no solo a nuestros hijos, sino al prójimo, a nosotros mismos y a la vida.
Venimos a sanar nuestro corazón a pegar con goma los pedacitos destrozados de nuestra alma y es poco a poco como me dijo Gabriel que lo vamos haciendo, todos juntos de la mano, sosteniéndonos entre nosotros, levantándonos, es así como vamos sanando, compartiendo con el otro mi dolor, mi historia, olvidando de a ratos mi dolor para consolar al otro.
Eso es Thaniyay, Thaniyay es amor, es esperanza, es luz, es consuelo como lo dijo un papa de los jueves en la noche y que incluso lo puso en unos lapiceros que nos regaló...Thaniyay es aprender a sanarse de un dolor del alma.

Poco a poco vamos a volver a sonreír, vamos a volver a bailar, vamos a volver a disfrutar, la vida no será como antes pero no tiene que ser peor, ni mejor pero si diferente y eso no necesariamente es malo.

No estamos condenados a la infelicidad por haber perdido un hijo al contrario después de haber pasado por un dolor como ese tenemos derecho a reír mas que nadie, a disfrutar mas que nadie, a gozar, a agradecer, a vivir! por nosotros, por los que están acá todavía con nosotros y por ellos, por nuestros hijos hermosos!

El martes en la mañana yo les decía al grupo de mamas que yo siento que soy una mejor persona, que la partida de Gabriel ha hecho de mi una mejor persona y una mama me dijo: y como lo sabes? como sientes eso? le respondí...pero hoy quisiera agregar algo...Gabriel me hace ser una mejor persona todos los días, porque quiero que se sienta orgulloso de su mamá, que vea que su mamá es cada día mejor, que no me hundí en la tristeza, en el dolor sino al contrario que pude salir adelante, encontrando un nuevo sentido a mi vida y un sentido maravilloso a su partida.

Gabriel no te fuiste en vano, has creado una obra extraordinaria, una obra llena de amor.
Como no ser una mejor persona teniendo a Gabriel como mi maestro?













3 comentarios:

  1. Cuando Thaniyay salió a la vida siempre me pregunté cómo podías hacerlo, en verdad lo sigo preguntando. Y es que sí, es maravilloso toda la que haces por los padres, pero qué hay contigo? Por otro lado pienso que ese es tu camino, y como te dice Gabriel, es poco a poco, y amiga, tienes todo el derecho de que tus fuerzas a veces no te den y entonces sientas esas ganas de llorar, porque después de eso, te haces más fuerte.

    ResponderEliminar
  2. URSULA ERES MARAVILLOSA SIGO TU HISTORIA, ESTOY ORGULLOSA DE TI

    ResponderEliminar
  3. Hola Ursula! Bendiciones x toda la ayuda que estas brindando! Hay sucursales en Prov.? Estoy en Ica? mi correo es: chany02@hotmail.com, gracias!

    ResponderEliminar