jueves, 29 de mayo de 2014

Conóceme nuevamente

Es un hecho y no podemos negarlo...nuestra vida cambió cuando nuestro hijo partió...cambió radicalmente, de un momento a otro, en mi caso eramos 5 y ahora somos 4...seguimos siendo 5 pero se siente la presencia de la ausencia de Gabriel. Yo antes aunque solo fue por poquísimo tiempo, tenia que cuidar y estar pendiente de 3 hijos, hoy tengo que estar pendiente de 2 porque mi otro hijo sé que mejor no puede estar, él ya esta a salvo, a él ya nada le va a pasar.

Pero no solo cambia nuestra vida, cambiamos también nosotros, cambian nuestras creencias, nuestros valores, nuestras preocupaciones ahora son otras, nuestras alegrías también así como nuestras tristezas.
Hoy miramos la vida con otros ojos, en mi caso con ojos mas claros que antes. Antes era como si hubiese tenido una capita delgada en mis ojos que no me dejaba ver bien y cuando Gabriel se fue esa capita desapareció y empecé a ver con una claridad y una luz que al principio me cegaba y no quería ver pero que ahora agradezco.
Mis circulo de amigos sigue siendo el mismo aunque he eliminado a algunos y me he encontrado con otros amigos maravillosos en mi camino, personas que nunca pensé se convertirían en amigos.
Perdemos también amigos sin que nosotros queramos, los perdemos porque son ellos los que no saben que hacer con nosotros y prefieren evitarnos o porque nosotros les mostramos la vulnerabilidad de la vida (y si me pasa a mi también?) entonces prefieren evadir la realidad o porque les parecemos aburridos porque ya no celebramos o reímos como antes.

Si, he cambiado y mucho pero el cambio no siempre es malo, a veces nos asusta y no queremos verlo pero el cambio a veces es bueno y en mi caso lo fue.
Es increíble el camino recorrido hasta hoy desde que se fue Gabriel, han pasado tantas cosas maravillosas, cosas que jamas me hubiese imagino que pasarían, en mi vida y en mi....sobretodo en mi....ya escribiré en otro post sobre esos cambios.

No hay tener miedo a este cambio, sí es un cambio que no pedimos, un cambio triste, radical, doloroso pero dejemos que nos muestre que trae consigo.
Yo sé que nada va a ser mas grande que mi hijo, nada jamas! pero si estoy dejando que la vida y su partida me muestren lo que hay detrás, esas cosas maravillosas que han sucedido, estos caminos nuevos que se han ido abriendo, este amor que estoy conociendo, amor a la vida, al ser humano, a las cosas sencillas de la vida.

Sí, he cambiado...conóceme nuevamente quizá te agrade mas que antes.








1 comentario:

  1. Te quiero muchísimo y te admiro más! gracias por ser mi amiga!! tengo tanto que aprender de ti!!! <3

    ResponderEliminar