miércoles, 2 de abril de 2014

Hay que llorar...hay que sentir

El martes pasado una mama del grupo de la mañana en Thaniyay nos contaba que desde que se fue su hija ella no ha llorado, si ha derramado lágrimas pero no ha llorado ya que le prometió el día de su entierro que no iba a llorar y que se iba a mantener fuerte. Ahora nos cuenta, siente una necesidad terrible de llorar y siente que todo lo que se supone debió eliminar a través de las lágrimas han salido a través de enfermedades. Nos contaba también que a su madre si la lloró y que a su madre si la siente a diferencia de su hija y que realmente se siente conectada a ella. A su madre si le habla, si le pide que la ayude que le de fuerzas pero no a su hija, porque siente que su hija debe preocuparse por los hijos que dejó y no por ella.

Esta mama sufre mucho no sólo por la partida de su hija sino por no poder llorar, por no sentirse conectada a ella, por no poder hablarle, llorarla....quiere romper la promesa y no puede.

Tenemos que llorar!!!!! Tenemos que eliminar de nuestro cuerpo, de nuestro sistema todas las emociones que sentimos. Toda esa pena, toda esa tristeza, todo ese dolor, toda esa rabia, culpa, angustia, miedo, terror, locura, impotencia....tiene que salir! 
Podemos guardar nuestras emociones, si podemos pero en algún momento las vamos a tener que dejar salir o van a salir solas de otra forma. 
No nos hagamos daño pensando que tenemos que ser fuertes, que tenemos que guardar la compostura...se nos fue lo que más amamos en este mundo...como no llorar????? Y dejemos de lado las creencias de algunas personas que dicen si lloramos no los dejamos descansar a nuestros hijos o no los dejamos ascender....no es así! Necesitamos llorar y ellos lo saben y nos sostienen en nuestras caídas y nos ayudan a levantarnos.

Nos es más fácil conectarnos con el amor, pero debemos también conectarnos con el dolor, con la pena, con la tristeza. Debemos sentir que el dolor nos destroza el alma porque así es la única forma de poder sanar. No debemos apartar el dolor, evitarlo, hacer como que no nos duele, seguir como si nada, NO! Debemos afrontarlo, mirarlo de frente, conocerlo, hacernos amigos de el, este dolor va a vivir con nosotros toda la vida, si lo conocemos, si lo miramos de frente si no le cerramos la puerta, si lo conocemos nos será más llevadero el convivir con el y así podremos poco a poco hablarle y decirle que no nos lastime tanto...y así será....

1 comentario:

  1. Es verdad , cuando paso lo de mi bbe guarde la compustutr un llanto tenue , soy la cabeza de mi familia y tengo ser firme por mimujer e hijos me dije si me derumbo yo seria complicado pense ,pero mi sufrimiento ers atros y desgarrador mas no lo demostraba pasaban los dias y lloraba a solas en mi baño o en sitio donde no me vieran lloraba en silencio , cuando yo queria gritar de dolor y desesperacio mas no solo lloraba para dentro de mi psaron 3 meses y eso me enfermo de los nervios trasntorno de ansiedad generalisa con ataques de panico es mi diasnotico y derrepente me pasen por sicologia se me elevaba la presion por el stres ,ahora tomo medicamentos , solo por haserme el fuerte y llevar mi pena yo solo

    ResponderEliminar