sábado, 15 de marzo de 2014

Para ti Jennifer y para todas las mamas que hemos perdido un hijo.

No estas sola, te acompaño no solo yo sino todas las madres que hemos perdido un hijo, todas te acompañamos en tu dolor, en tu desesperación, en tus noches en vela, te acompañamos a la distancia una distancia que es solo medida en kilómetros ya que en el pensamiento estamos ahí contigo en este preciso instante.

Te espera un largo y duro camino, no te voy a mentir ni voy a tratar de colorear tu mundo ahorita porque no seria justo, lo justo es decirte lo duro que será este camino pero también decirte que hay Luz al final del camino, que si bien vas a llorar hasta cansarte, que si bien vas a querer morir para irte con tu hijo, que si bien el dolor tan latente, tan presente, tan desgarrador ahorita...va a ir pasando, poco a poco, no se va a ir pero se va a ir transformando hasta ya no lastimarte como lo hace ahora.

Se que tienes muchas preguntas sin respuestas, la que mas te atormenta como me atormentaba a mi es: POR QUE? Por que mi hijo? Por que así? Por que, si yo era tan buena madre? Lamentablemente por mas que busquemos una respuesta a esa pregunta no la vamos a encontrar, no en este mundo, tal vez cuando nos toque partir a nosotras lo entenderemos, pero ahora si de algo te puede ayudar no te preguntes eso, porque así incluso encontrando la respuesta, esa respuesta no te va a traer de vuelta a tu hijito.
La pregunta que si tiene respuesta es PARA QUE...poco a poco iras encontrando tu propio PARA QUE, ese para que que hará que la partida de tu hijo no haya sido en vano.

Vas a tener que comer en algún momento, sé que ahora no puedes tragar, incluso el agua no te pasa, pero tienes que alimentarte te esperan días muy largos y tienes que tratar de estar bien.

Estos días no tienes que ser fuerte....ya tendrás tiempo de serlo pero ahora no, ahora si tienes que llorar llora!, si tienes que gritar, hazlo, escucha a tu cuerpo, escucha lo que tu cuerpo y tu mente quieren y hazles caso, la naturaleza es muy sabia y tenemos que aprender a escucharla. Trata de no medicarte, lo único que eso va a hacer es atrasar lo que en algún momento tiene que llegar. Puede que te ayude a desconectarte del mundo por un momento, pero la reconexion puede ser mucho mas fuerte...confía en ti misma y en tus propios recursos, deja que sean ellos los que te ayuden en estos primeros momentos. escucha a tu cuerpo y a tu mente, escuchalos en silencio y trata de hacerles caso.

La vida continua, y tu vas a continuar con ella, sé que ahora quieres que el mundo se detenga, quieres que deje de girar pero créeme que luego lo vas a agradecer, vas a agradecer que el mundo siga, porque así nos obliga a seguir con el, nos obliga a levantarnos de la cama, a comer, a atender a nuestros otros hijos, a llevarlos a sus clases, gracias a la vida que sigue porque así nos saca de este estado de inmanencia total que no nos ayuda en nada.

Tu otro hijo va a estar bien, mientras tu estés bien el estará bien, no te escondas para llorar, el tiene que saber que su mami esta triste, tiene que saber que lloras porque extrañas a su hermanito, la vida de tu hijito también ha cambiado...somos madres y somos fuertes y vas a ver que tu bebe te va a mandar las fuerzas para estar ahí para tu otro hijo, te va a sorprender que vas a seguir con la vida de tu hijo y lo vas a hacer por el, porque así somos las madres, amamos tanto a nuestros hijos que seguimos adelante a pesar del gran dolor que sentimos.

Mantente junto a tu esposo, él mas que nadie te va a entender, los dos han perdido el mismo hijo. No van a vivir su duelo de la misma manera ni al mismo tiempo, tus tiempos no necesariamente serán los de el y eso es muy sabio  ya que cuando tu estés abajo el estará arriba para sostenerte y luego te tocara a ti sostenerlo a él.
Escúchense, compréndase, respétense, respeten sus momentos de soledad y de llanto, apóyense, quieranse mucho y lo mas importante...hablen de su hijo entre ustedes!

Vive un día a la vez, no pienses hoy como estarás mañana, mañana cuando te levantes ahí recién vas a saber como estas. No pienses hoy como vas a hacer la próxima semana, en la misa del mes, en el día de la madre....no lo pienses, eso no te va a ayudar. Vive el hoy!

Habla con tu hijo, el está contigo incluso mas cerca que antes, nuestros hijos han pasado de vivir con nosotros a vivir EN nosotros....habla con él, pídele que te de fuerzas, que te ayude a vivir el día a día, el te escucha, esta contigo y vas a empezar a sentirlo y a recibir sus maravillosas señales.

Vas a tener que aprender a comunicarte con tu hijito de distinta forma, a amarlo sin tenerlo al lado, se aprende poco a poco, se aprende que la muerte no es el final de la vida, es el comienzo de una vida maravillosa, la vida eterna. Se aprende que el amor va mas allá de la muerte.
El vinculo que tenemos las madres con nuestros hijos es eterno. Todo el amor que tienes hacia tu hijo va a seguir creciendo cada día mas y lo vas a seguir amando hasta la eternidad.

No escuches a las personas que te dicen que no llores porque si lloras no dejas descansar a tu hijo...eso no es verdad! Tienes que llorar, llorar es sano, llorar te ayuda....tu hijo te va a entender, el entiende que mami llora porque lo extrañas, tienes que sacar todo lo que tienes dentro, todos esos sentimientos tienen que salir, déjalos salir en forma de lagrimas, sin miedo, sin sentirte culpable, tu hijo te va a entender.

Vive tu duelo, no huyas de el, el duelo es un proceso sanador, es duro, pero hay Luz al final de camino como ya te dije antes.
Si se puede, si se puede vivir después de la partida de un hijo, si se puede volver a sonreír, si se puede volver a bailar y a escuchar música, la vida va a volver a tener colores, créeme!

No te aísles, rodeate de persones que te quieran, que te inspiren, que te den buenas vibras.

Vive tu vida a partir de hoy en homenaje a tu hijo, todo lo que hagas hazlo en nombre de tu hijo, eso a mi me ayuda a vivir con alegría.
Nuestros hijos en vida nos dieron amor, nos dieron alegrías maravillosas, nos dieron sonrisas y risas, muchos abrazos de oso y besos pegajosos, no convirtamos todo ese amor que ellos en vida nos dieron en dolor por su partida, no los hagamos sentirse culpables que por su partida nos hemos quedado muertos en vida, ellos no se merecen eso, al contrario vivamos con alegría y llenas del amor que ellos nos dieron y nos dan todos los días.

Se que no vas a entenderme ahora pero somos afortunadas, somos afortunadas de tener un hijo en el cielo, somos afortunadas de ser mamas de estas personitas especiales que vinieron por corto tiempo a cumplir con su misión, somos especiales nosotras por haber sido escogidas por ellos para ser sus mamas en este mundo.

Podría decirte muchas cosas mas, pero lo importante es que tu hijo no ha muerto, el sigue vivo, vivo en otro mundo, tan vivo que lo vas a sentir.
Si me necesitas llámame, acá estoy!
No nos une el dolor de haber perdido un hijo nos une el amor que sentimos hacia ellos.

Yo vivo con la alegría de saber que cuando me toque partir me voy a encontrar con mi hijito, el estará ahí para recibirme y espero poco a poco tu también sientas esa alegría en tus días de saber que ese ultimo beso, que ese ultimo abrazo no fue el ultimo, que lo volverás a abrazar, a besar y ahí si para siempre!




11 comentarios:

  1. Gabrielito todas las noches tenemos una cita yo aquí y tu allá en el cielo, desde que no estás acá fisicamente yo sé que espiritualmente siempre me acompañas y nuestros abrazos y besos son eternos, ya algún día nos volveremos a ver y nos daremos ese beso y abrazo tan largo y con tanto amor que solíamos darnos TE AMO mi pequeño Angelito y doy gracias a Dios por haberte enviado a mí y a tí por escogerme como tu mamá <3

    ResponderEliminar
  2. Hermoso y exacto! bella expresión, tus palabras confirman lo que vengo sitiendo estos años, esto nos demuestra que no estamos erradas, la vida no cesa, menos el amor, al encarnar elegimos una misión dura....pero poco a poco se corre el velo y vamos aprendiendo y comprendiendo nuestra misión. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Úrsula, nadie como tu, puede entender a Jennifer...la misión que tienes y cumples con las familias que tienen a un hijito en el cielo, es maravillosa...sigue iluminando las vidas de tanta gente!!! Gracias

    ResponderEliminar
  4. Waw Ursula, que roble para mas fuerte! eres una mujer que realmente inspira y da fuerzas, la vida continua y continua siempre con fuerza por ellos y para ellos. Gracias por compartir tu experiencia y por tener esas ganas de apoyar a otras madres a pasar por este momento. Jennifer es una guerrera, y estoy segura que tus palabras seran armas muy valiosas para esta batalla... que de seguro ganara.

    ResponderEliminar
  5. hola te felicito,esas palabra me llegaron al corazón ya que yo también perdí un hijo,tengo solo 2 meses de su perdida y todo lo que escribiste me llego al alma es muy duro,pero dios tiene que darnos muchas fuerza para seguir a delante,y pensar que algún día lo vamos a ver,no se que hacer pienso que ya no tiene sentido,que la gente te ve con lastima,por lo que nos paso y alas otro no saben que decirte es muy duro,pero ahora que leí tu blog,me siento mejor que yo no soy la única y que yo también me gane el cielo,por esos niños bien al mundo para darnos amor,felicidad,y que son nuestro guardias....

    ResponderEliminar
  6. Deberias de escribir un libro ursula , escribes maravilloso , lo que yo puedo aportar en mi experiencia es de que el instinto de supervivencia te pide seguir adelante y el conpromiso y amor anuestros seres queridos te lo demanda , yo recuerdo ami hija alveses con tristeza otras veses con alegria pero siempre con mucho amor , se que ella ya no esta conmigo pero tanbien se que va a morir completamente , cuando ya no la tecuerde , yo personalmente le prendo una velita todas las noches es mi compromiso personal con.mi hija que amo tantose que es inebitable derramar algunas lagrimas por ella , yla verdad no me importa evitarlo ya que tanbien hay momentos en que la recuerdo con mucha alegria solo se que la amo con todo mi ser , total cuando dios desida cuando yo tenga que partir estare de nuebo junto con ella y seremos felices para toda la eternidad , suena a cuento a algo irreal pero es la.promesa que jesucristo nos prometio a todos la.promesa de la.vida eterna y yo creo en el , y la muerte no puede con tra eso su poder es limitado asi que paciencia a portarnos
    bien que al final del camino nuestros seres queridos nos estaran esperando y si son niños-as- pues es recontra seguro que ellos estatan ahy definitibamente ya que ellos tienen el cielo asegurado

    ResponderEliminar
  7. tengo la dicha de tener a mis bebes conmigo, pero al leer tus palabras me conmueve y me dan ganas de seguir adelante tanto o mas que ahora gracias por esas hermosas palabras y la forma como ayudas a las madres a superar esta perdida tan dolorosa


    ResponderEliminar
  8. Ursula, ¿como comienzo? ¿Diciéndote que eres de admirar? ¿Que quiero llegar a ese estado de paz? Yo a veces siento que me acerco. Mi bebe mañana cumple dos meses de haberse ido. Solo pude tenerlo en mi vientre durante cinco meses pero el amor que siento es inmenso. Lo extraño, me duele no tenerlo. Y muchas cosas más. Al igual que tú, lo que me hizo estar "normal" es el deseo de ayudar a otras mamis que han pasado por esto. Aun no se muy bien como empezar pero es lo que deseo. Sobretodo acá en mi país que no hay quien ayude con esos temas. También hice un Blog en memoria de mi pequeño Ignacio :) y es muy sanador escribirle, y hacer las cosas en su nombre. Sin conocerte creo que algo me llevaba a actuar de esa manera y hoy llegaste a mi.. Y lo agradezco tanto. Quiero mandarte abrazos y muchos besos para Gabriel. Espero se encuentre a mi pequeño Ignacio y lo enseñe a jugar y le cause las risas que yo no pude darle. Gracias por todo lo que haces.

    ResponderEliminar
  9. Hola! Soy Noelia mamá de Jacobo y Salvador quienes ahora son nuestros ángeles. Como muchas de Uds fueron unos bebes muy, muy esperados y quisieron llegar juntos (son mellizos) y circunstancias de la vida se fueron juntos a disfrutar de la vida eterna desde muy pocos días de nacidos y luego de luchar muchísimo para que se quedarán aquí. No la pasamos nada bien; creo recordar que hubo días en que simplemente no sabía que pasaba a mi alrededor... solo pasaban. Y llegamos donde Ursula y ese reconfortante grupo de apoyo Thaniyay. Mi esposo y yo agradecemos infinitamente esos momentos donde todos estuvimos reunidos por nuestros hijos y en sus memorias. Recordando siempre la Vida y agradeciendo a Dios el habernos permitido conocer a nuestros hijos. Dos años después llega nuestra Zoe, la luz de nuestros ojos y la alegría a nuestros Corazones. Por ella sabemos cómo son sus hermanos y como son de alegres y felices. Gracias Ursula por lo haces. Muchos besos y cariños para Gabriel quien seguro ya conoce a Jaco y Salva. Saludos a todas las mamis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo saber de ti Noelia. Te mando un fuerte abrazo

      Eliminar
  10. Jacobo y Salvador son nuestros hijos ahora ángeles que nos acompañan siempre. Después de muchos intentos Dios nos premio con la llegada de nuestros mellizos. Fueron los 6 meses y medio más felices de toda mi vida. Luchamos mucho para que se quedaran con nosotros, y rezamos tanto pidiendo que por favor nos permitan que se queden con nosotros. Pero así como ellos llegaron juntos, se fueron juntos. Ahora disfrutan de la mejor vida y a la que llegaremos algún día para abrazarnos nuevamente. Los amamos tanto y los extrañamos horrores pero sabemos que el destino era así. Agradecemos todo el tiempo que nos permitieron acompañarlos físicamente. Yo, como mami, agradezco infinitamente haberlos sentido cada segundo de los 6 1/2 meses que estuvieron dentro de mi. Ursula tuvo un gran episodio durante esos meses. El grupo al que llegamos a conformar de Thaniyay fue una gran ayuda en todo ese proceso de sanacion y levantarnos nuevamente. Entendimos que debemos disfrutar la vida en todo sentido: en nuestros hogares, con la familia, con los amigos, en el trabajo. Dios nos dio la dicha de ser padres de unos hermosos hijos y Dios nos permitió dos años después ser papis de una preciosa niña: Zoe. La luz de nuestros ojos. La felicidad nuevamente en nuestros corazones. Es una bendición tenerla y disfrutarla cada instante. Gracias Ursula por todo y cariños miles a tu Gabriel que seguro ya se conoce con Jaco y Salva. Saludos y bendiciones a todas las mamis

    ResponderEliminar