jueves, 23 de enero de 2014

Es amor!

Generalmente cuando pasamos por la pérdida de un hijo pensamos que somos los únicos a los que les pasa, que a nadie más le pasa y que nuestro dolor y nuestra historia es la peor. Y es normal que pensemos eso, estamos inmersos en nuestro dolor, en nuestra pérdida y no vemos más allá....en algún lado leí lo siguiente: el dolor nos vuelve egoístas....
Y si pues, tenemos que aceptar que por un instante nos volvemos egoístas y sólo vemos para adentro, nuestro dolor, nuestra herida, nuestra pérdida...pero poco a poco tenemos que ir dándonos cuenta que no estamos solos que somos muchos los que pasamos por esto y Thaniyay nos ayuda en ese despertar. En Thaniyay no estamos solos y nos damos cuenta que nuestro dolor no es el único, que nuestra pérdida no es la única y que nuestra historia siendo la peor para nosotros a veces eso no es cierto...hay historias más duras que las nuestras, con más dolor, más sufrimiento.

La semana pasada empezamos nuevos grupos, con nuevos papas y nuevas historias.....al llegar y estar todos juntos se van dando cuenta que esa soledad que sentían va a empezar a desaparecer, que ese dolor que los desgarra va a empezar a ser compartido y sostenido, que esas lágrimas cayendo por su rostro van a ser limpiadas por un amigo, un amigo al que nunca han conocido pero que ya los une un gran amor, el amor hacia nuestros hijos.

Sentimos esperanza cuando un padre que tiene más tiempo de duelo habla....esperanza de saber que en algún momento vamos a llegar donde ese padre esta....sentimos fortaleza, magia, amor, conexión, Luz, esa Luz que nos va a iluminar a lo largo de nuestro camino.

Somos amigos en el dolor, pero no nos une el dolor....nos une el amor hacia nuestros hijos!

0 comentarios:

Publicar un comentario