domingo, 12 de mayo de 2013

A todas nosotras...madres admirables!

Hoy yo celebro a las madres que tenemos un hijo en el cielo, a las que tienen más de un hijo en el cielo y a las madres que tienen a su único hijo en el cielo.

Hoy celebro nuestro coraje, nuestra valentía, nuestra fuerza, nuestro amor, nuestro empuje!
Pero también celebro nuestra gran habilidad para mentir porque decimos que estamos bien cuando en el fondo estamos destruidas, hoy celebro que somos payasos expertos, porque dibujamos una sonrisa en nuestro rostro, hoy celebro nuestro silencio, ese silencio que es preferible a que digamos en realidad lo que quisiéramos decir, hoy celebro nuestra diplomacia con algunas personas cuando en realidad quisiéramos decirles que se callen la boca, celebro también nuestra rabia, nuestra envidia,  nuestra impotencia, nuestros grandes por que? por que mi hijo? por que a mi?, celebro nuestras noches en vela pensando en nuestros hijos, celebro todas nuestras lagrimas derramadas y también las que derramaremos, celebro todos los abrazos recibidos, todas las muestras de cariño, todas las galletas que nos han llevado para endulzarnos la vida (gracias por el intento), celebro también los días que estuvimos sin comer, celebro todos los platos y tazas que hemos roto en un intento de que la pena no nos coma por dentro, celebro los controles remotos tirados contra la pared, celebro las largas conversaciones que hemos tenido y que tendremos con esas amigas que no son amigas sino son familia, celebro las idas a donde el cuerpo de nuestros hijos descansa eternamente, celebro todas las flores que hemos comprado para ellos con todo el amor y pena del mundo, celebro la incredulidad que sentimos cuando vemos el nombre de nuestros hijos escrito en una lapida, celebro todas las oraciones dedicadas a ellos, celebro la cantidad infinita de Padres Nuestros y Ave Marias que hemos rezado hasta el cansancio, celebro las horas que hemos pasado pensando sólo en ellos y las ganas de querer abrazarlos nuevamente, celebro el sentirnos culpables por pensar erróneamente que pudimos haber hecho algo más por ellos...
Pero también celebro nuestra capacidad de levantarnos de la cama cada mañana, celebro nuestra creatividad porque tenemos que ingeniarnos mil maneras para poder seguir adelante, celebro que tengamos esa fuerza que sólo tenemos las madres para, a pesar del gran dolor seguir de pie, celebro nuestro coraje por seguir por la vida con la frente en alto, celebro nuestro gran amor que a pesar que nos separe una dimensión desconocida sigue tan intacto como el último día que los abrazamos, celebro nuestra Fe, esa Fe que nos dice que cuando nos toque partir ahí estarán ellos para recibirnos, celebro nuestra memoria que permite guardar todos y cada uno de los recuerdos de nuestros maravillosos hijos, celebro que ahora nos demos cuenta de lo que realmente vale la pena, celebro que haya nacido en nosotros la Esperanza más fuerte que nunca, celebro que tengamos más amor para dar, celebro que seamos capaces si queremos de transformar todo nuestro dolor en amor, celebro que seamos ahora más compasivas que antes, celebro que estemos poco a poco aprendiendo a vivir sin tenerlos físicamente con nosotros, celebro nuestras ganas, nuestro amor por ayudar a otros padres, celebro que estemos aprendiendo una nueva forma de amar, esa forma de amar sin poder demostrarlo físicamente, celebro que sigamos con nuestra capacidad de amar intacta, HOY CELEBRO QUE SOMOS MADRES CON UN HIJO EN EL CIELO Y QUE PESAR DE ESO LE SEGUIMOS DICIENDO SI A LA VIDA!


2 comentarios: