viernes, 22 de febrero de 2013

Contigo pero sin ti

Me encuentro de vacaciones con la familia y he descubierto dos cosas en este viaje (es la primera vez que viajamos los "4" desde que paso lo de Gabriel).

Uno, he descubierto que puedo disfrutar a mis hijos, he descubierto que puedo ser feliz viéndolos a ellos felices, que puedo reír, sentirme bien de estar con ellos, disfrutar momentos y cada vez me siento menos culpable y debo confesar en que han habido momentos en que no me he sentido nada culpable y eso me da paz.....

Y dos, he comprendido que esa felicidad que he sentido al estar con mis hijos así yo quiera nunca va a ser del 100% y acá creo que sólo me van a poder entender las personas que han perdido un hijo.
He llegado a comprender que por más que quiera y trate de sentirme 100% feliz no puedo porque me falta algo....y lamentablemente ese algo no se puede llenar con nada ni con nadie porque ese algo es mi hijo Gabriel y ninguno de mis otros hijos lo reemplazara jamás.

Con esto no quiere decir que estoy condenada a ser una mujer infeliz NO! Porque se que puedo ser feliz, se que puedo disfrutar momentos y sentirme bien pero (creo) que nunca podré volver a sentirme como me sentía cuando tenía a mis tres hijos conmigo.

Se qué Gabriel esta con nosotros en todo momento y esta más cerca de mi corazón que antes, se que esta con nosotros en este viaje disfrutando cada momento pero no lo veo, no puedo ver su carita de felicidad, no puedo escuchar su vocecita, no lo puedo abrazar y eso me destroza el corazón.

Soy feliz....SI! Si puedo decir que soy feliz, tengo una familia maravillosa, unos hijos increíbles y un hijito en el cielo que nos bendice cada día......puedo sentirme completa? NO! No, porque me falta una parte de mi corazón......

4 comentarios:

  1. Linda familia Ursula, te extrañamos mucho, pero realmente me dio mucha felicidad cuando me dijeron que estabas de viaje, es parte de esta sanaciòn seguir adelante y gozar con quienes estan con nosotros e imaginariamente con quien partiò, esto nadie nos los quita ya que nuestros hijos estan en lo màs bello de nuestro ser, en nuestro corazòn, en nuestra alma y en todo nuestro SER!

    ResponderEliminar
  2. Me gusto mucho Uchi, siempre te leo! Beso

    ResponderEliminar
  3. Hermoso tu blog, Dios te de siempre fuerzas a ti y tu familia, para salir adelante ,

    ResponderEliminar
  4. Impresionante reportaje, quedé sorprendida por la fortaleza que puede llegar a tener una madre para sobrevivir a una pérdida tan dolorosa.
    Yo no podría imaginar pasar por una experiencia de ese tipo; simplemente, no venimos preparadas para eso.
    Y es cierto... quien no ha pasado por un episodio tan triste, no puede tener una clara idea de lo que se siente.

    ResponderEliminar