jueves, 28 de febrero de 2013

Que todos los meses sean febrero

Gabrielito partió un 29 , este mes no tiene 29 así que este mes mi Gabrielito no ha partido.

Este mes no he tenido que pasar por vivir un 29, por mirar la hora y no querer que sean las 7 de la noche, por recordar que un día como un 29 me paso lo peor que le puede pasar a una madre.

Hoy es 28 y mañana 1 de marzo, mañana no voy a ir a misa como voy todos los 29 para decir una oración por el y estar con Dios y con mi hijo a solas un momento.

Este mes la vida se ha salteado el peor día de mi vida, este mes no existe el 29 y le agradezco desde el fondo de mi corazón que me haya dado un mes en donde no recordar lo que sucedió hace 2 años 2 meses.....hoy y mañana seguirá siendo 2 años 1 mes....este mes no se cumple un mes más de la partida de mi hijo.

Desearía que todos los meses sean febrero y así no tener que vivir nunca más un 29.

viernes, 22 de febrero de 2013

Contigo pero sin ti

Me encuentro de vacaciones con la familia y he descubierto dos cosas en este viaje (es la primera vez que viajamos los "4" desde que paso lo de Gabriel).

Uno, he descubierto que puedo disfrutar a mis hijos, he descubierto que puedo ser feliz viéndolos a ellos felices, que puedo reír, sentirme bien de estar con ellos, disfrutar momentos y cada vez me siento menos culpable y debo confesar en que han habido momentos en que no me he sentido nada culpable y eso me da paz.....

Y dos, he comprendido que esa felicidad que he sentido al estar con mis hijos así yo quiera nunca va a ser del 100% y acá creo que sólo me van a poder entender las personas que han perdido un hijo.
He llegado a comprender que por más que quiera y trate de sentirme 100% feliz no puedo porque me falta algo....y lamentablemente ese algo no se puede llenar con nada ni con nadie porque ese algo es mi hijo Gabriel y ninguno de mis otros hijos lo reemplazara jamás.

Con esto no quiere decir que estoy condenada a ser una mujer infeliz NO! Porque se que puedo ser feliz, se que puedo disfrutar momentos y sentirme bien pero (creo) que nunca podré volver a sentirme como me sentía cuando tenía a mis tres hijos conmigo.

Se qué Gabriel esta con nosotros en todo momento y esta más cerca de mi corazón que antes, se que esta con nosotros en este viaje disfrutando cada momento pero no lo veo, no puedo ver su carita de felicidad, no puedo escuchar su vocecita, no lo puedo abrazar y eso me destroza el corazón.

Soy feliz....SI! Si puedo decir que soy feliz, tengo una familia maravillosa, unos hijos increíbles y un hijito en el cielo que nos bendice cada día......puedo sentirme completa? NO! No, porque me falta una parte de mi corazón......

martes, 5 de febrero de 2013

La vida de Pi

Hace tiempo que una película no me cautivaba.

Hacia tiempo que la quería ver y le decía a Cristóbal para ir a verla pero el no quería hasta que finalmente fuimos un domingo.

Puedo rescatar muchísimas cosas maravillosas de esta película, tiene muchos mensajes, muchas frases realmente maravillosas...se la he recomendado a todos mis papas de Thaniyay, creo que es una película que todos debemos ver.
Hoy quiero comentar dos.

Lo que más me cautivo y que se me ha quedado grabado es una frase que Pi dice estando de naufrago en el mar con el tigre: "El atender sus necesidades le daba sentido a mis días"...fue como si en ese momento en que leí la frase aterrice de un golpe en la tierra, entendí muchas cosas.
Claro, el tenía que atender las necesidades básicas del tigre, como alimentarlo, darle agua.
Todos los días tenía que pescar para darle de comer para que así el tigre no tenga hambre y no se lo coma a el pero más allá de eso el tenía que atender sus necesidades porque era un ser vivo y al hacer todo eso por el tigre sus días cobraban sentido porque se daba a otro ser.
Y entendí como yo al partir Gabriel y al tener que atender las necesidades de Leia que tenía 21 días de nacida y que dependía 100% de mi....encontré en eso sentido a mis días.
A pesar del dolor inmenso que sentía a pesar que no quería levantarme de mi cama, por ella lo hacia y también por Cristóbal pero el si podía valerse por sí mismo, si tenía hambre iba a la cocina y se preparaba algo si tenía sed tomaba un vaso de agua pero Leia no podía hacer nada por sí sola así que yo tenía que levantarme cada 3 horas a alimentarla, tenía que bañarla, cambiarle el pañal....tenía que atender sus necesidades!

Otra cosa que me cautivo fue cuando Pi le termina de contar las dos historias al periodista y el periodista le dice: "Y cual de las dos es real? A lo que Pi le contesta: "Tu en cual de las dos quieres creer?

Ahí esta clave de todo....tu en que quieres creer????

Yo quiero creer en que mi hijo está bien, que esta en paz, que esta en un sitio mejor, que esta al lado de Dios....EN ESO QUIERO CREER YO!

Yo elijo lo que quiero creer!!!!!

Yo quiero creer que mi hijo no ha muerto....eso es FE!