miércoles, 5 de septiembre de 2012

Los hijos también mueren

Hay que aceptarlo, cuando eres una mamá o un papá que perdió un hijo eres diferente, las personas ya no te miran igual que antes, has cambiado, tu vida ha cambiado, ellos han cambiado.
Cuando alguien te pregunta por tus hijos o te preguntan cuantos hijos tienes, tu respondes los hijos que tienes incluido el que esta en el cielo y ruegas para que ahí terminen las preguntas pero luego te preguntan cuantos años tienen? y tu quieres morirte....pero respondes las edades de tus hijos y del hijo que está en el cielo dices la edad con la que se fue (recordemos que el tiempo se detuvo con el) y esperas que con eso se terminen las preguntas pero no, siempre, cuando se habla de hijos los temas pueden ser inagotables....entonces ante tanta pregunta, respondes...el de 4 murió. Es como si le hubieses echado a la pobre persona un balde de agua fría en pleno invierno, se quedan heladas, no saben que decirte pero generalmente te tocan el hombro y te dicen que pena....si, es verdad es una pena, que gracias a Dios tu no sientes.

Hay muchas personas que me dicen que prefieren estar con personas conocidas, con personas que ya saben lo que les pasó, que ya saben que perdieron un hijo/a.....pero creo que a mi me pasa todo lo contrario.
Yo prefiero estar con personas que no saben mi historia, entre ellas no soy la mama que perdió un hijo y puedo sentir que no están las preguntas en el aire....como puede sobrellevarlo? yo no podría? como hace para levantarse de su cama? que sentirá?
Con estas personas simplemente soy una mama mas con 3 hijos, no doy mas explicaciones y si no quiero contestar mas preguntas pues no las contesto y si no me provoca decir que Gabriel murió no lo digo y si si me provoca lo digo.

Nuestra sociedad no esta preparada para afrontar a madres que hemos perdido a nuestros hijos, es un tema que no se habla, que da terror mencionarlo...no me vaya a pasar a mi.

Incluso el otro día Lupe Maestre me hizo una entrevista en RPP y antes de empezar me dijo que había huido a este tema por mucho tiempo, que no lo quería tocar, hasta que accedió porque HAY QUE HABLARLO!

Sucede, nuestros hijos mueren, ellos pueden morir así como todos, lo único seguro que tenemos y que sabemos en esta vida es que nos vamos a morir....pero no nuestros hijos, ellos son invencibles, a ellos no les va a pasar nunca nada y que equivocados estamos.

Hay que romper esa barrera que nos prohíbe, nos cohíbe, nos inhibe hablar de nuestros hijos que están en el cielo, de su muerte.....los hijos también mueren es una realidad muy dura, pero es una realidad y hay que aceptarla como tal....pero no el mio, no?








3 comentarios:

  1. ....claro Ursulita, es verdad, todos pensamos que las cosas les pasan a los demás, siempre pensamos que vamos a ver todo como una vitrina, que somos intocables, invencibles...como bien dices. Pero no, la realidad no es así. Salvando la distancia de lo hechos, siempre vi que ocurrían accidentes de carro..a cada rato...a todos les podía pasar....menos a mi. Hasta que un día me paso, y casi me costo la vida. Es cierto que no podemos afrontar ni queremos aceptar que podemos perder a nuestros hijos. Apenas se nos viene a la mente, tratamos de eludirlo para no llamar el hecho. Desde que supe lo que le ocurrió a Gabriel, leo siempre tu post, y tu misión da frutos, pues trato de disfrutar con mis hijos los momentos ...como si talvez fueran los últimos , es duro hasta escribirlo, pero es un temor que siempre nos asalta desde que somos madres,,,solo que nadie lo verbaliza ni comparte, pero la vida es así... Un fuerte abrazo! Sisi

    ResponderEliminar
  2. En nuestro proceso de asumir esta etapa en la vida seguimos aceptando muchas realidades las cuales inicialmente nos fue muy dificil de aceptar, aunque en estos 75 dias de ausencia fisica de mi Renzo me ha sido duro esta situacion tengo que sobreponerme y mejorar mi calidad de vision en la vida ..y como dices nuestra sociedad no esta preparada y digo ni nuestra familia cercana y menos nuestras amistades porque cuando mas deseas una visita para un abrazo ves mas distante su presencia..felicito por tus palabras

    ResponderEliminar
  3. Hola Ursula, te envio un abrazo fuerte fuerte pues para mi tus escritos son de gran ayuda y sabes que es asi, pues coincido en muchas cosas contigo. Ya te espero por aca por Trujillo para hacer posible tu propuesta y si pues...Si los hijos tambien se mueren y a cualquier edad, pero solo lo sentimos cuando nos toca vivirlo o es alguien muy cercano, y lo que tambien es cierto es que ningun padre olvida jamas al hijo que partió antes...

    ResponderEliminar