jueves, 5 de julio de 2012

Lo que realmente importa

Definitivamente la muerte de Gabriel  me ha cambiado muchísimo, ha cambiado mucho mi forma de pensar, de ver las cosas, de sentir.
Me ha hecho darme cuenta de lo que realmente importa en la vida......lo que importa es el AMOR, el amor a nosotros mismos y a los demás, el amor al prójimo, el ayudar en la medida de nuestras posibilidades a los demás, el tratar de ser mejores personas.


Yo creo que en mi vida he actuado bien, no le hecho mal a nadie por lo menos no intencionalmente y a raiz de la muerte de mi hijo puedo decir que me he convertido en una mejor persona de lo era y no necesariamente por querer ir al cielo NO, sino porque un dolor tan terrible como el que sentí y siento solo puede sacar cosas buenas, solo puede abrirte al amor, al amor a Dios, a los demás a ti misma, al amor por la vida!


No me pongo como ejemplo ni mucho menos pero creo que he pasado por una terrible experiencia que me ha enseñado mucho. Me ha enseñado a valorar lo que realmente importa.


El otro día una mamá que asiste a Thaniyay, me dijo:
Tu crees que cuando nos muramos y vayamos al cielo (si es que vamos) Dios te va a preguntar a ver Ursula, cuantos carros tuviste? de que marca era? cuantas propiedades? tuviste casa de playa? cuantos PHD tienes? cuantos zapatos tienes en tu closet? 
NO! Dios no te va a preguntar eso, El te va a preguntar, cuanto amor diste? a cuantas personas ayudaste? a cuantos pobres vestiste? a cuantos niños diste de comer?


Me quedé pensando en lo que esta maravillosa mamá me dijo y si, es verdad.


Yo sé que el dinero es importante y uno siempre quiere darle lo mejor a sus hijos.....pero que es lo mejor?? Creo que ahí es donde cometemos muchos errores, porque creemos que lo mejor que les podemos dar son cosas materiales cuando no es así.
Lo mejor que podemos darles es ejemplo, es enseñarles lo que es la compasión y la humildad, enseñarles a ayudar, a ser hombres y mujeres de bien, a ser educados, buenos con los demás, a ser agradecidos con lo que tienen, a ser generosos, sacarlos de la burbuja en la que viven y enseñarles lo que es en realidad el mundo.....todo esto no lo puedes comprar con dinero.


Es difícil tratar de vivir como yo quisiera en una sociedad que todo es consumismo, pero por el bien de mis hijos y de mi familia, estoy tratando, estoy tratando de enseñarles lo que realmente importa, tal vez no tengan todo lo que tienen sus amigos y no tengan lo ultimo de todo pero siempre tendrán un abrazo y una sonrisa para el prójimo......eso vale oro!

2 comentarios:

  1. Lo comparto muchísimo, a veces nos concentramos en lo material y nos falta cultivar el espíritu de nuestros hijos, gracias por compartirnos tu forma de ver la vida.

    ResponderEliminar
  2. Lo comparto muchísimo, a veces nos concentramos en lo material y nos falta cultivar el espíritu de nuestros hijos, gracias por compartirnos tu forma de ver la vida.

    ResponderEliminar