miércoles, 13 de junio de 2012

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió...

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamas sucedió......esta frase es parte de una canción de Joaquin Sabina, la cual he escuchado un millón de veces y he cantado mas veces todavía, pero nunca me había percatado de todo lo que encierra esta frase que tantas veces ha sido repetida sin encontrarle el verdadero sentido, valor, significado, sin haber vivido eso en carne propia.

Definitivamente el extrañar algo que jamas sucedió es terrible y varias personas se pueden preguntar como puedes extrañar algo que nunca tuviste, que nunca sucedió y es muy fácil.......mi hijo murió a los 4 añitos, dejó este mundo muy chiquito sin haber hecho muchas cosas en su vida, tenia supuestamente toda una vida por delante pero TODA su vida se resumió a 4 años maravillosos.
Yo que me he quedado acá, yo que sigo viva y que tengo mas hijos, yo que tengo 34 años y he vivido mucho mas que él, se todo lo que el pudo haber vivido y ya no vivirá mas acá en la tierra.

Ya extrañé su primer día de colegio.....el entraba al colegio el año pasado en marzo, extrañé con toda mi alma el llevarlo ese primer día, el ver sus nervios al ir al colegio grande, al colegio de Cris, extrañé verlo con uniforme, su mochila y su lonchera yendo feliz a su colegio, extrañé que me cuente como le fue en su primer día, extrañé que me cuente los amigos nuevos que hizo, extrañé recogerlo del colegio y ver su carita iluminada de felicidad al darme un abrazo.......todo eso nunca sucedió y lo extrañé!

Voy a extrañar cuando debía hacer su primera comunión, estaba tan feliz en la primera comunión de Cris, voy a extrañar tener a sus amigos en la casa, voy a extrañar el verlo crecer, el verlo convertirse en hombrecito, voy a extrañar la relación que hubiese tenido con Cris y con Leia, voy a extrañar y extraño ya el saber como hubiese sido de hermano mayor para Leia, me lo imagino celoso, protector, cariñoso......voy a extrañar cuando las amigas de Leia digan: "Leia que churro tu hermano" (por Cris) cuando deberían decir: "Leia que churros tus hermanos" EN PLURAL!........voy a extrañar el que me cuente que le gusta una chica, el morirme de celos si una chica hubiese llamado a la casa preguntando por él.....esta Gabriel por favor? eso nunca lo escucharé.
Voy a extrañar ir a la graduación de su colegio, el verlo feliz por haber terminado quinto de media, verlo celebrar con sus amigos.

Voy a extrañar salir a comer con mis 2 hijos hombres, voy a extrañar el caminar por la calle acompañada de estos 2 hombres encantadores....mis hijos!

Voy a extrañar ver a Juanjo con sus 2 hijos hombres también, voy a extrañar la relación que tendría Juanjo con Gabriel.....voy a extrañar la relación que tendría Cristóbal con Gabriel, aparte de hermanos, serian amigos, cómplices....voy a extrañar ver a Leia con sus 2 hermanos, el que se sienta protegida porque tiene 2 hermanos que ven por ella.

Voy a extrañar el verlo llorar porque le rompieron el corazón, voy a extrañar el querer matar a esa chibola que se atrevió a chotear a mi hijo.....voy a extrañar el que me cuente que esta enamorado y verlo andar por las nubes por una chica......voy a extrañar el que me diga: "Mami, te voy a presentar a Fulanita", voy a extrañar el conocer a esta chica maravillosa que seria su novia, porque sé que hubiese sido una chica encantadora.

Voy a extrañar el verlo ir a la universidad, el saber que hubiese sido.....doctor, abogado, economista, administrador, ingeniero, agronomo??? aunque yo estoy segura que hubiese sido artista, el era un alma libre, sensible......tal vez hubiese sido pintor o músico pero de lo que estoy segura es que hubiese sido FELIZ!

Voy a extrañar el ir a su graduación, el verlo graduarse feliz, voy a extrañar su primera borrachera......voy a extrañar el verlo irse a estudiar fuera porque estoy segura que se hubiese ido.

Voy a extrañar el que me diga: "Mami, ahora si encontré a la mujer de mi vida".......voy a extrañar entrar a la iglesia con él, de su brazo, orgullosa de ser su mamá, de ser la mamá de este hombre maravilloso, voy a extrañar verlo casarse, voy a extrañar bailar con él en su boda......verlo bailar con su esposa y con Leia........voy a extrañar el verlo irse a formar su propia familia.......voy a extrañar el que me de la noticia que voy a ser abuela......voy a extrañar el tener nietos de él......voy a extrañar SU VIDA, voy a extrañar cada etapa, cada día, cada situación que podría haber pasado pero que ya no pasará jamas.

No voy a tener nada de esto con Gabriel y aun así lo extraño y lo voy a extrañar toda mi vida......pero Gracias a la Vida y a Dios que tengo a Cristóbal y a Leia y que viviré todo eso con ellos si la vida me lo permite y sé que Gabrielito estará a cada paso de la mano con nosotros, festejando, llorando, celebrando, aplaudiendo, bailando........tenemos 3 hijos, Cristobal tiene 2 hermanos al igual que Leia.....eso no nos lo puede quitar nadie.....ni la muerte!




2 comentarios:

  1. Hermosa!! El amor de una madre es el amor mas grande que existe. Tus palabras me llegaron al alma.
    Gabriel siempre sera tu hijo, en la tierra o en el cielo, y siempre estara presente.
    Un abrazo enorme!!

    ResponderEliminar
  2. Hoy día encontré tu blog y lo he estado leyendo desde las primeras entradas, desde la fecha que lo iniciaste, de atrás hacia adelante, y en esta entrada he tenido que parar para poder sincerarme admitir que estoy conmovida y ponerme a llorar. Agradezco a Dios por tener a mi pequeña hija a mi lado, y pido que me libre por siempre de atravesar lo que tú pasaste. Sólo el hecho de leerte me hace imaginar lo que sería y duele, duele muchísimo, duele en el aire que no pasa de la garganta, que te oprime el pecho y te hace desear morir con ellos. Si eso es lo que siento con solo leer tu testimonio, sin haberlo vivido, no puedo imaginar el sufrimiento sobrehumano de pasar en carne propia por eso. Bien dices que los padres que pierden un hijo son sobrevivientes. ¡Totalmente! Han soportado lo insoportable y el dolor con el que viven los hace excepcionales. Yo perdí al padre de mi hija cuando ella tenía 4 añitos recién cumplidos. Su papá era el amor de su vida, su amigo de juegos, el que se ponía en cuatro patas a hacer de caballito mientras que mami era muy seria y no le gustaba arrugarse la ropa. Su papá era su héroe, su príncipe azul, la luz de su vida. Se fue de un momento a otro, cayó desmayado y nunca más despertó. Mientras estuvo en coma le dijimos a mi hijita que había tenido que salir de viaje urgente. Hasta que recibí esa llamada un sábado a las 6am.... "Ya falleció". Lo primero que se me vino a la mente en ese segundo fueron todas las escenas padre-hija que nunca se darían, su graduación de kinder con la toga azul y su diploma, su primer día en primaria llegando al cole en el carro de papá, sus quince años bailando el vals, o tal vez peleando con papi porque prefiere un viaje. Su papá celoso de los chibolos que le pedirían permiso para ir al cine, las peleas por quedarse a dormir en casa de alguna amiga, o irse a la playa con las primas, su graduación del cole, festejando su ingreso a la universidad, papá ayudandola en la tesis, llevandola del brazo al altar, mirando atónito a los nietos recién nacidos. Toda una vida no vivida y que nunca se daría, sentí perderla, perder recuerdos que aún no se realizaban. Fui al cuarto de mi hija, pensé en despertarla y decirle que había pasado algo, algún accidente, que papi ya no estaba. Pero no pude. Me senté a su lado y la miré dormir. Y de repente me quedó claro algo. Todo esa vida que se me fue sin ser vivida aún estaba pasando en algún lado, estaba sucediendo, de alguna forma. Ese es el plan de vida que ideaste cuando tenias a la persona contigo, y esa persona, este donde este, no ha renunciado a el. Se sigue ciñendo al plan, solo que en otro plano. Esa felicidad que esperas que te den los eventos terrenales, ellos la consiguieron, la disfrutan y la comparten contigo. Los que quedamos aquí por un tiempo más debemos seguir también con el plan, pues somos parte importante de su felicidad desde donde están ¡No les arruinemos el plan! Esto lo entendí pronto y si bien el dolor de perder esos hechos memorables que aun no ocurren ni ocurrirán nos es insoportable, lo importante es que aqui todavía quedamos para escribir un final alternativo a esa historia, y que ellos desde el Cielo están ansiosos de ver cuál es la nueva versión de esta locura llamada vida, de lo que haremos con ella y de acompañarnos en espíritu en todas las escenas que sí sucederán. Gracias por abrirnos tu corazón. Un gran abrazo. Rocío.

    ResponderEliminar