jueves, 29 de diciembre de 2011

HOY HACE UN AÑO.....

Hoy, hace 1 año sucedió lo inimaginable.

Hoy, hace 1 año, mi hijo partió y con su partida se llevó una gran parte de mi.

Hoy, hace 1 año yo podía abrazar a mis tres hijos.

Hoy, hace 1 año mi vida cambió para siempre y nunca volverá a ser igual.

Hoy, hace 1 año perdí la capacidad de poder reír sin sentirme culpable.

Hoy, hace 1 año que vivo pensando en como puedo vivir después de lo que me pasó.

Hoy, hace 1 año aprendí que la vida te puede cambiar en un segundo.

Hoy, hace 1 año me di cuenta que no somos nadie ante la muerte.

Hoy, hace 1 año que no duermo sin esperar poder soñar con mi hijo.

Hoy, hace 1 año hubiese cambiado mi vida por la vida de mi hijo.

Hoy, hace 1 año acepté que no voy a poder abrazar físicamente a mi hijo nunca mas. 

Hoy, hace 1 año yo era completamente feliz.

Hoy, hace 1 año se me partió la vida en dos.

Hoy, hace 1 año me pelee con Dios.......hoy estoy en paz con El.

Hoy, hace 1 año me di cuenta del poder de la oración.

Hoy, hace 1 año odié a la muerte.....hoy entiendo que ella no existe, nosotros existimos mas allá de ella.

Hoy, hace 1 año me di cuenta de la gran familia que tengo.

Hoy, hace 1 año aprendí que el dolor te abre al amor.

Hoy, hace 1 año que me siento afortunada de tener los amigos que tengo.

Hoy, hace 1 año que le agradezco a la vida y a Dios por cada respiro de mis hijos.

Hoy, hace 1 año aprendí que tienes que dejar que duela, va a doler y mucho pero así es la única manera que pueda sanar.

Hoy, hace 1 año mi vida dejo de tener sentido......ahora he aprendido a encontrarle un nuevo sentido a mi vida.

Hoy, hace 1 año volví a darme cuenta que quiero pasar el resto de mi vida con Juanjo.

Hoy, hace 1 año me preguntaba por que......ahora me pregunto PARA QUE!

Hoy, hace 1 año quería irme con mi hijo.......ahora entiendo que mi hijo está conmigo siempre y que no tengo que irme a ningún lado para estar con él.

Hoy, hace 1 año yo pensaba que nunca nada les iba a pasar a mis hijos......hoy entiendo que todo les puede pasar y es por eso que valoro cada segundo que estoy con ellos.

Hoy, hace 1 año que no me voy a dormir sin agradecerle a Gabrielito todo lo que da.

Hoy, hace 1 año sentí que me moría........hoy puedo decir que estoy mas viva que nunca.

Hoy hace 1 año pensé que mi hijo se había muerto.......hoy me doy cuenta que vive mejor que todos nosotros.








jueves, 22 de diciembre de 2011

Para esta navidad desearía...

Para esta navidad desearía....

Que no se olviden de mi hijo, el vivió y fue importante, estuvo con nosotros físicamente por 4 años pero seguirá vivo eternamente en los corazones de quienes lo recordemos.

Que pronuncien el nombre de mi hijo cada vez que puedan......a mi me encanta hacerlo y me encanta también escucharlo......GABRIEL

Que no se alejen de mi cuando estoy triste o no soy buena compañía.......si estoy así es porque extraño a mi hijo con todas mis fuerzas no porque no quiera estar con ustedes.

Que se den cuenta que la muerte de un hijo es diferente a cualquier otra pérdida. Es la tragedia mas grande y no me gusta que la comparen con la muerte de una madre, un padre, un abuelo o una mascota.

Que si me ven que estoy sonriendo, disfrutando un momento no quiere decir que el dolor se haya ido y que ya estoy bien y que si estoy triste, llorando y no me provoca salir de mi cama no quiere decir que estoy deprimida y que necesito tratamiento psiquiátrico......

Que sepan que las fechas especiales como los cumpleaños, aniversarios, navidad, son fechas super dolorosas para nosotros, desearía me digan que están con nosotros y que tienen a mi hijo presente.

Que actúen como si mi hijo no hubiese muerto..... eso me duele mucho.

Que entiendan que el dolor cambia a las personas, no soy la misma que era antes de la muerte de mi hijo y nunca lo seré. 
Soy una persona distinta, con distintos pensamientos, creencias, valores y sueños.....traten de conocerme nuevamente.

Que entiendan que cuando te sucede algo como esto, cuestionas muchas cosas en tu vida y una de ella es  Dios.... desearía me dejen cuestionarlo sin hacerme sentir culpable, necesito replantear mi relación con El, sé que llegaré a un nuevo y mejor entendimiento con El pero en este camino quizá escuches cosas que no te gusten, compréndeme y no me juzgues.

Que abracen a sus hijos con todas sus fuerzas todos los días, que les digan que los quieren y que están orgullosos de ellos....nunca se sabe cuando la vida puede cambiar en un segundo.

Que entiendan y comprendan que el dolor de perder un hijo es desgarrador, es como si te mutilaran una parte de ti mismo, es vivir el día a día con un dolor que no te deja respirar, toda la vida nos hará falta nuestro hijo, nuestra vida nunca será la misma.

Que entiendas que estoy tratando de recuperar mi vida, que estoy buscando como volver a sonreír nuevamente sin sentirme culpable.... desearía sigan a mi lado como lo han estado hasta ahora, su apoyo, sus oraciones, sus llamadas, sus abrazos han sido y son parte muy importante de mi recuperación.

Y por ultimo DESEARÍA.....poder volver a abrazar a mi hijo........





jueves, 15 de diciembre de 2011

La logoterapia en mi vida...

Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.


Uno de los trabajos finales que teníamos que presentar en el diplomado que estoy siguiendo era escribir un articulo acerca de la Logoterapia en nuestra vida, y esto fue lo que escribí:

"Antes de enero de este año, yo no conocía nada acerca de la logoterapia. Había leído hace mucho tiempo el libro “El hombre en busca de sentido” pero en ese momento de mi vida no le encontré mayor sentido. Tampoco investigué en ese momento acerca de Viktor Frankl y la logoterapia.

En diciembre del año pasado sucedió lo inimaginable, mi hijito de 4 años falleció por un terrible accidente. En ese momento me sentí morir, lo único que quería era morirme para poder estar con mi hijo, en ese momento no encuentras nada que te pueda consolar, te molestas con Dios, con la vida, no entiendes nada, y te haces mil preguntas y todas empiezan equivocadamente con un Por qué? Por  que a mí?

En esta lucha, en este no entender nada, en este proceso de dolor desgarrador, quería encontrar algo, a alguien, que haya pasado por lo mismo que yo, quería que alguien que también haya pasado por lo mismo, me diga que si se puede superar la muerte de un hijo, que estos días negros, estos días en los cuales solo quieres dormir para ver si sueñas con él, van a pasar, que el dolor no se va pero que aprendes a vivir con él. 

Fue así que encontré por internet una organización Argentina llamada Renacer, entre a su página web y allí volví a leer frases de Viktor Frankl, ahí escuche por primera vez acerca de la logoterapia y el decirle Si a la vida a pesar de todo.

Desempolvé el libro “El hombre en busca de sentido” y lo leí nuevamente. Ahora sí le encontré todo el sentido al libro, ahora si entendía de qué hablaba Frankl, me sentía identificada con muchas cosas que él describe.
Busqué en internet información acerca de lo que era la logoterapia y lo que encontré me fascinó.
Llegué a Dau por internet, llamé y me dijeron que el próximo diplomado empezaba en junio/julio, yo llamé como en febrero.

Pasaron los meses y con estos el dolor se pudo anestesiar un poquito. 
Acepté la muerte de mi hijo, acepté que nunca más va a regresar.
Cuando te sucede algo tan terrible como esto, solo tienes 2 opciones, o te entregas al abandono o decides salir adelante. 
Yo opté y opto por lo segundo.  Decidí salir adelante a pesar del dolor inmenso, decidí decirle SI a la vida nuevamente, decidí volver a vivir por mí, por mis hijos que todavía tengo acá conmigo, por mi maravilloso esposo y por mi angelito que me mira desde el cielo.

También pensé mucho acerca de ayudar a los padres que así como nosotros también han perdido hijos y se sienten desesperados, sin poder ver la luz al final de camino. 
Fue así que decidí crear una ONG de ayuda a padres que hemos perdido hijos.
Cuando te sucede algo como esto, necesitas a alguien que haya pasado por lo mismo que tú, que te entienda, que te escuche, que no te juzgue, alguien que entienda tu dolor, necesitas a alguien que comparta contigo tus vivencias sabiendo exactamente por lo que estas pasando.
Recuerdo mucho en el velorio de mi hijo cuando todas las personas se me acercaban y me decían que estaban conmigo, que me acompañaban en mi dolor, que sabían por lo que yo estaba pasando y yo las miraba y pensaba que NO, que es imposible que sepan por lo que yo estaba pasando ya que ellas no habían perdido un hijo, pero cuando finalmente hablé con una mamá que también había perdido un hijo, realmente me sentí acompañada, sentí que no estaba sola, sentí que esta persona entendía perfectamente mi dolor. 

Entonces me dije que tenía que haber algo en el Perú, algo como Renacer, tenía que haber un sitio donde todos los padres puedan acudir en el momento más difícil de su vida y sentirse acompañados.
Puse manos a la obra y empecé a crear mi ONG.

Pero también pensé en que necesitaba capacitarme, necesitaba aprender más acerca de esto llamado Logoterapia y recordé que hacia algunos meses había llamado a Dau y que el diplomado empezaba por esos meses. Llamé y justamente ya habían empezado las clases pero podía incorporarme…las cosas estaban hechas para que pasen.
Fue así que llegue a este diplomado. Para aprender como acompañar a estas personas que sufren y también para sanar mi propio corazón.

Con este diplomado he aprendido que, como dice Heidegger somos seres para la muerte, he aprendido a no temerle a la muerte, a encontrarle siempre un sentido a todo lo que nos pasa, a darme cuenta que somos seres espirituales, que no estamos condenados a ser como somos, sino que somos siempre una posibilidad, a aceptar que tenemos que vivir con ese vacío que se siente porque es parte de nosotros, a que como decía Nietzsche: “El que tiene un por que para vivir puede soportar casi cualquier como”, a que el que se levanta para ayudar a un hermano herido, trasciende como ser humano y lo más importante a no preguntarme por que pasó lo que pasó con mi hijo sino a preguntarme PARA QUE!

Gracias a todos!"


miércoles, 7 de diciembre de 2011

Mi Leia Gabriela



El sábado cumpliste 1 año.

Mi princesa Leia, llegaste a nuestras vidas en el momento en que mas te necesitábamos.
Llegaste y llenaste nuestro hogar nuevamente de leche, chanchitos, pañales, canciones de cuna, madrugadas en vela y mucho amor mas. Llegaste y desde el día uno fuiste la princesa para tus hermanos, la ternura hecha bebé para papi y para mi fuiste y eres mi compañera.

Desde ya quiero pedirte disculpas porque no tenias ni un mes y sucedió lo inimaginable, nuestro hogar feliz, nuestra familia sufrió un terrible golpe. 
Así como llegaste a un hogar que te recibió con los brazos abiertos y te llenó de amor desde el primer día.... también a los pocos días esta familia estaba rota, esta familia estaba sufriendo terriblemente por la partida de tu hermanito Gabriel.

Discúlpame bebita porque no estas siendo criada por una mamá feliz, mami esta con el corazón roto, con el alma rota y poco a poco esta tratando de ponerle tape y poder a volver a ser la que era antes. 
Discúlpame si en las noches cuando te hago dormir derramo algunas lagrimas, discúlpame por haberte llamado Gabriel en algunas ocasiones, discúlpame por haberte dejado unos días sola cuando pasó lo de tu hermanito, discúlpame si no te dejo jugar con sus libros, cuando seas mas grande te los daré y sabrás cuidarlos, discúlpame si sientes que mami no es feliz, discúlpame si hay momentos en los cuales quiero estar sola.

La mami que tu estas conociendo no es la misma mami que conocieron tus hermanos, espero que igual me quieras y algún día cuando estés mas grande entenderás porque mami es como es, entenderás el dolor inmenso que llevo por dentro.

Tú no sabes aun lo que con 1 añito puedes lograr en mi, inclusive cuando tenias 2 meses hacías magia en mi.
Tu eres sanadora, sanadora de corazones y llegaste a nuestras vidas justo en el momento preciso, para no solo sanar los corazones de Cris, de papi y el mio sino de toda nuestra familia.

Tu misión en esta vida mi chiquita linda esta en sanar, sanar con tu ternura, con tus caricias, con tu mirada y con tu sonrisa.

Tu hogar cuando llegaste no era disneylandia y has sabido adaptarte a esta familia por ahora disfuncional, a esta familia que sufre y por eso y muchas cosas te admiro muchísimo.

Te admiro porque presientes que algo pasa, cuando ves que unas gotitas de agua caen por mi rostro me miras con la carita mas dulce y me acaricias o te echas encima mio como si supieras que mami esta sufriendo y necesita ser consolada. Guardas silencio cuando sientes que mami esta pensando en Gabriel y esta triste. Me miras con muchísima atención cuando te cuento de tu hermanito que conociste por 26 días, te quedas mirando fijamente la foto que tienes en tu cuarto en donde sales con Gabriel, sé que lo reconoces, sé que sabes quien es porque en sueños lo ves.

Cuando crezcas te contaré de tu hermano, tu hermanito Gabriel, entenderás por que te pusimos Leia Gabriela, entenderás por que mami llora de la nada, por que papi a veces parece que mira a la nada, por que Cris tiene muchas fotos de Gabriel en su cuarto, por que tu siempre tienes a un angelito al lado.
Te contaré de como Gabrielito esperaba tu llegada con mucha ilusión, con mucho amor, con muchas ansias, de como cuando naciste Gabrielito no quiso irse de la clínica ni un momento, quería estar contigo todo el rato, te contaré de lo feliz que estaba cuando llegaste a la casa, de que no quería ir al nido para quedarse contigo y cuando regresaba lo primero que hacia era ir a verte y te decía que te había extrañado mucho, te contaré de las canciones que te cantaba cuando tu llorabas, sí esa canción que mami te canta, en realidad no te la canto yo te la canta Gabriel, te contaré de como Gabrielito quería darte la leche, cambiarte el pañal, de como sufría cuando te veía llorar, te contaré de como tu hermanito se despidió de ti diciéndote que te quería mucho minutos antes que partiera.



Tienes mucha suerte mi pequeña Leia Gabriela, llegaste a un hogar que sufría pero a un hogar que te necesitaba, tienes a un hermano que te abraza desde afuera y a uno que te abraza desde adentro.