domingo, 27 de noviembre de 2011

Devuélvanme mi vida!

Yo sali de mi casa un 29 de diciembre a las 8pm y no volví mas!

Yo sé que mi hijo no va a volver jamas, eso con todo el dolor de mi corazón lo he aceptado...pero lo que no acepto todavía es el no poder tener mi vida como era antes del 29 de diciembre.

Sé que mi vida jamas será la misma porque mi hijito ya no estará mas con nosotros, siempre lo extrañaremos, lo echaremos de menos, su lugar siempre estara vacio físicamente pero lleno en nuestros corazon y nuestro amor hacia el.

Pero mi vida, mis cosas, mi rutina, a donde se fueron?

Yo era feliz en ese departamento, fuimos muy felices los casi 3 años que vivimos ahi, me encantaba donde quedaba, el tener todo cerca....tiendas, farmacias, el nido de Gabriel, un parque lindo, el zoologico del colegio La Inmaculada, todo!.....yo era feliz con mi vida y ahora todo cambió.
Nada volverá a ser igual, para empezar yo no soy la misma que era antes del 29 de diciembre, mi familia no es la misma, mis amigos no son los mismos, mi rutina no es la misma, mi vida no es la misma!

Todo cambió, todo cambió en un segundo, toda mi vida dió un giro inesperado, inimaginable y nadie me preguntó si yo quería ese cambio, nadie me preguntó si estaba lista para tal cambio......simplemente sucedió y ahora tengo que adaptarme.

No tuve tiempo de prepararme, no tuve tiempo de despedirme de mi vida, simplemente se fue y ahora tengo que construir una nueva. 

Todo sucedió tan rápido, todos los cambios, todas las decisiones tuvieron que ser tomadas tan rápido. 
Juanjo y yo teníamos clarísimo que no podíamos regresar a dormir al departamento, así que nos quedamos en la casa de mis papas, también coincidimos en que teníamos que venderlo, que ya nunca mas íbamos a poder vivir ahí y lo pusimos en venta y en una semana lo vendimos.....ahora teníamos que buscar un nuevo lugar y mientras lo buscábamos nos quedamos donde mis papas....en un día la casa de mis papas pasó a tener a 4 huéspedes mas, tuvieron que adaptarse a tenernos ahí y lo hicieron y nos recibieron con los brazos abiertos! Gracias papas, gracias por acogernos en ese momento y siempre!

Así que de haber vivido en nuestra casa donde fuimos felices, pasamos a vivir donde mis papas y sin Gabriel....todo esto en menos de un día.

Quiero mi vida de vuelta, quiero poder regresar a trabajar sin sentir la tristeza de salir de mi trabajo y no ir mas a recoger a Gabriel del nido, quiero poder volver a comer helado de limón sin sentir que lo comía con mi chiquito y nunca mas lo haré, quiero volver a escuchar las canciones que él cantaba sin romper en llanto,  quiero volver a poder pasar por donde vivía antes y no sentir un dolor desgarrador, quiero volver a poder reírme a carcajadas sin sentirme culpable, quiero poder volver a decir soy feliz!, quiero volver a ver a mis hijos y no sentir que me falta uno, quiero poder volver a ir a misa, quiero volver a ver a mi sobrino sin compararlo con Gabrielito y pensar que así estaría mi cholito, quiero volver a no sentir envidia de las familias que no han perdido un hijo, quiero volver a ser como era antes del 29 de diciembre! Quiero volver a tener a mis 3 hijos conmigo! Quiero volver a abrazar a Gabrielito! Quiero volver al 28 de diciembre del 2010!!!

2 comentarios:

  1. Dios y Gabriel están siempre contigo y estoy segura que cada una de las personas que los queremos y conocimos a Gabrielito daríamos muchísimo para que lo tengas contigo- físicamente- otra vez.
    De solo leer toda tu terrible experiencia e imaginar tu día a día, siento que se me rompe el corazón y es imposible contener las lagrimas. Por eso admiro tu fortaleza y sobretodo tu disposición para con la gente que vive tu misma experiencia ... toda la ayuda que brindas a esas personas es gracias a Gabrielito !!!. Eso te hace una mujer increible !!!. Por eso le pido a Dios los bendiga muchísimo a tí a Juanjo y a tus tres hijos...

    ResponderEliminar
  2. Tenías que pasar ese día para que a partir de ahí puedas ayudar a los demás. Si no hubieras tenido ese 29 de diciembre, no tendrías hoy los días de ayuda a todos los demás. Qué Dios siempre te fortalezca, día a día. Que en cada familia que reconfortas veas a Gabriel a tu lado! Que su vida ilumine la vida de los que se quedaron aqui. Dios te bendiga

    ResponderEliminar