martes, 27 de septiembre de 2011

Si se puede!

Varias amigas mías que son mamás, me dicen: Yo no sé que haría si a mi me pasara, me muero, no podría seguir viviendo, no podría superarlo (lo dicen refieriendose a la supuesta muerte de uno de sus hijos). Y yo les contesto: No, no te mueres, si se puede superar la muerte de un hijo.

Yo pensaba igual que ellas. Antes que a mi me pasara yo pensaba que si me pasaba algo así, me moría.Y no me he muerto, acá estoy y no se trata de que yo tenga algo especial o sea super fuerte, NO! Conozco a unas mamas que también han perdido a sus hijos y también están saliendo adelante y han salido adelante de tremendo golpe. De hecho cada una a su manera, a algunas les costará un poco mas que a otras pero creo que al final uno lo supera, por nuestros otros hijos, por nuestros esposos y lo mas importante por nosotras mismas.

Antes que me pasara, yo veía a una mama en el colegio de mi hijo que yo sabia había perdido a su hijita de una enfermedad. Siempre me la quedaba mirando y pensaba en como podía estar ahí recogiendo a su hijo, como podía levantarse de su cama, como podía sonreír...ahora lo entiendo porque ahora soy yo la que va al colegio a recoger a su hijo, la que se levanta de su cama todas las mañanas, la que puede sonreír.

La vida continua, la vida no se detiene por ti y por eso le doy gracias a Dios, le doy gracias por tener siempre la esperanza de un mañana, por saber que hay que seguir, que hay que levantarse, que por mas grande que sea tu pena, tu dolor, tienes que pararte y volverle a decir SI A LA VIDA!

Hay una linda canción que dice así: Que bonita es esta vida...aunque a veces duela tanto.

Es verdad la vida es muy bonita no porque me haya pasado lo mas terrible que le puede pasar a una madre tengo que decir o ver a la vida trágica y cruel. Si fuera así y quisiera ver a la vida llena de dolor, de muerte, de penas, me perdería el crecimiento de mis hijos, me perdería la belleza de la sonrisa de mi hija, me perdería los abrazos y te quieros de Cristóbal, me perdería el amor de Juanjo, no podría aprovechar los días maravillosos que paso con mi familia y no podría recordar a mi Gabrielito con una sonrisa.
SI la vida es dura, SI en la vida hay dolor, SI en la vida hay muerte, SI! pero también en la vida hay VIDA, AMOR, ALEGRÍAS, PAZ, ABRAZOS, BELLEZA.....

SI, el dolor que siento por la partida de mi hijo es desgarrador, pero el saber que él siempre está conmigo, que está mejor que nosotros en un lugar maravilloso, el saber que tengo una hija preciosa que ilumina mis días, que tengo un hijo increíblemente fuerte y maravilloso, que tengo un esposo, un compañero, un amigo que protege mis días y el saber que tengo a Gabrielito abrazándonos a todos desde el cielo, adormecen mi dolor y hacen que vea la vida cada día un poquito mas maravillosa.

1 comentario:

  1. Soy una madre que probó el dolor de perder un hijo y así es, la vida continua para los que estamos físicamente aquí en la tierra, quienes tenemos que aprender a vivir con esto y aceptar lo que nos toca vivir, siempre con la fe que cómo dice mi esposo, después de la noche amanece y acá estamos para seguir nuestro camino sacando fuerzas de dónde no las hay para los que amamos y nos aman .

    ResponderEliminar