martes, 20 de septiembre de 2011

Que hago?

Hoy operaron a mi papa, felizmente nada grave, lo operaron de la rodilla.

Se supone que lo operaban a las 7, pero la cambiaron a las 9 y finalmente mi mamá me llama para decirme que siempre era a las 7 de la noche. 
Yo estaba camino a mis clases cuando recibí la última llamada de mi mamá, tuve que dar media vuelta e ir a la clínica. Mientras manejaba camino a la clínica se me mezclaron muchos sentimientos acerca de estar nuevamente en una clínica esperando que alguien que quiero mucho salga de una sala de operaciones. 
Una parte de mi no quería ir porque no quería revivir nuevamente los momentos terribles que viví con Gabrielito, sé que no es lo mismo, las operaciones son completamente distintas, pero las sensaciones que te producen estas situaciones similares pueden hacerte volver a vivir.
Quería estar con el y con mi mami, así que me armé de valor, aceleré y fui.

Llegué a la clínica y mientras caminaba a su habitación, no pude no sentir el olor característico de las clínicas, ese olor a alcohol con desinfectante, ese olor que me lleva 8 meses atrás... quería salir corriendo, quería llorar, pero seguí caminando.

Llegué a su habitación y ya se lo habían llevado, decidimos con mi mama y mi hermana ir a comer algo a la cafetería mientras esperábamos. Trate de distraerme con la conversación pero no pude. No dejaba de mirar a todos lados esperando que pase algo...que? no se.

Me acordé que tenia que comprar leche para Leia, así que fui a la farmacia. 
Mientras caminaba pensé en si era lo correcto el no escucharme, el no hacerle caso a lo que siento, pensaba en si es lo mejor el no dejar salir mis lagrimas, el hacer todo lo posible por no recordar, el guardarme mis sentimientos para cuando esté sola. Si es lo mejor el no demostrarle a los demás que no estoy bien, que no me hace nada bien el estar en una clínica, pero pensé nuevamente en que es mi papa el que esta ahí, en que lo quiero muchísimo y que debo estar ahí con el.

Regresé a la clínica y ya hora de ir a ver si ya había terminado la operación. 
Estábamos yendo a la habitación, cuando mi mami me dice para ir mejor a la sala de operaciones...NO! pensé. Quise decirle que vaya sola, que yo la esperaba en el cuarto, pero nuevamente me quedé callada y la acompañé. Mientras subíamos las escaleras, sentí que no podía respirar, el olor a alcohol se hacia cada vez mas fuerte, pensé en mi bebé, pensé en Gabrielito y seguí subiendo. 
Llegamos a la sala de espera y habían varias personas esperando, hace 8 meses yo era una de esas personas esperando que salga mi hijito, esperando que salga bien pero no fue así.  
Miraba los rostros de estas personas pensando en cual seria la historia de cada una de ellas, ojala que ninguna pase por lo que yo pasé, pensé.

Finalmente salió mi papi y está muy bien. Cuando lo traían en la camilla y pasó junto a mi, me alegré muchísimo de verlo sonreír y verlo bien, pero no pude no percatarme de la colcha que lo tapaba, una colcha blanca que parece que todas las clínicas tienen la misma....la misma colcha con la que taparon a mi hijito cuando murió....POR QUE??? Dios mio como extraño a mi bebé!

Mientras escribo esto en la tranquilidad de mi casa, pienso en si no estoy siendo muy dura conmigo misma al exigirme vivir situaciones que no estoy todavía preparada totalmente para vivir. Pienso mucho en los demás y me estoy dejando de lado.
Tu me ves bien, puedo reír, puedo pasarla bien, puedo tragarme mis lagrimas y mi dolor pero cuando estoy sola es cuando revienta todo. Como le decía el otro día a una amiga, nadie puede juzgar lo que yo haga, después de lo que pasé si me provoca caminar con una botella de whisky en la mano, nadie puede decirme nada. Pero no hago eso ni hago nada fuera de lo común...hasta que punto esta bien eso? Como puedo saber que esta bien o que no?

Cuando recién pasó lo de Gabrielito, una persona me dijo: Deja que tus propios recursos naturales te ayuden en este proceso de duelo.
Soy una fiel creyente de la sabiduría de la naturaleza y creo que no le estoy haciendo caso. 

Debo escucharme mejor? Debo escuchar mejor a mi cuerpo? Debo hacerle caso a lo que siente mi corazón? A lo que piensa mi mente? Y que pasa con los demás? Que pasa con las demás personas que quieren verme bien? No deben importarme?

Siento mucha tranquilidad al saber que mi papi está bien, te quiero mucho papito y estoy feliz que todo haya salido bien!



0 comentarios:

Publicar un comentario