domingo, 4 de septiembre de 2011

Pablito


Gabrielito nunca necesitó algo especial para dormir hasta que llegó a su vida Pablito, el muñeco azul de los backyardigans. Siempre dormía con el (aunque eso no hizo que pudiera dormir solo) y lo abrazaba en momentos especiales pero nunca lo sacaba de la casa. Pablito era solo para él. Fue así que Pablito llegó a formar parte muy importante de la vida de mi hijo.

Cuando Gabrielito muere como fue accidente tuvieron que llevar su cuerpo a la morgue de lima...como a las 10 de la mañana de ese mismo día me llama Juanjo y me dice que ya estaba saliendo de la morgue con el cuerpo de Gabrielito para llevarlo a la funeraria y que necesitaba que le envíe la ropita con la que lo queríamos vestir...con que ropa cremas a tu hijo? que le pones? 
Se me quebró una vez mas el alma en mil pedazos y llamé a mi casa y hablé con Pilar y le dije que ropita traer y que no se olvide de Pablito, quería que Pablito lo acompañe a dormir para siempre. 

A los pocos minutos me llama Pilar y me dice que no encuentra a Pablito, yo un poco histérica le digo que lo busque que ahí tiene que estar, la noche anterior, la noche del accidente Pablito estaba en mi cama y me acuerdo porque como Gabriel dormía con nosotros, el trajo a Pablito a mi cama y de ahí se fue a jugar con su hermano, así que Pablito TENIA que estar ahí, le dije que busque por todas partes, que revuelva el departamento pero que Pablito tenia que aparecer, mi hijo tenia que estar acompañado por su amigo de sueños. Me vuelve a llamar y llorando me dice: Señora, lo he buscado por todas partes y Pablito no está. Respiré hondo, cerré los ojos y se me vino a la mente Diego, el primo de Dora la exploradora y le dije: Trae a Diego, el acompañará a mi hijo. 
Y así fue. 
Bueno pensé, esta es una ventura mas que mi hijo va a vivir, la ultima aventura acá en la tierra y la primera en el cielo, que mejor que estar acompañado por Diego, un niño explorador y aventurero. 
Abracé a Diego, le dí un beso, le pedí que cuide a mi hijo y que lo acompañe en esta aventura y se lo entregué a Gino ya que él se había ofrecido a llevar las cosas a la funeraria.

Pero... y Pablito? Donde estaba Pablito?

A la semana de la muerte de mi hijo, estaban mis tías, mi mama y Pilar en mi departamento envalando mis cosas, cuando me llama Pilar llorando y me dice: Señora, apareció Pablito!
Donde?, grité y me contesta: En el cuarto de Leia, escondido detrás de unos juguetes en la repisa. 
Leia tenia una repisa en su cuarto, pero la habíamos colocado bien alto, no había forma que Gabrielito haya puesto ahí a Pablito. Tráemelo, le dije.

Me quedé en silencio, no pude contener el llanto y supe en ese instante que mi hijo le había dejado a Pablito a Leia, le había dejado su amigo, su confidente, su guardián de sueños, su protector, para que la cuide a ella, para que la acompañe. 

Mientras escribo esto, tengo a Pablito mirándome, por ahora me acompaña a mi, duerme conmigo, porque por ahora soy yo la que necesita protección, soy yo la que necesita a su amigo, a su confidente, a su guardián, lo necesito a Pablito por ahora.

Sé que nos lo dejaste chiquito lindo y no le voy a buscar ninguna explicación lógica porque sé que tu quisiste que Pablito se quede con nosotros porque tú ya no lo necesitabas. Acá está conmigo todos los días y todas la noches, nuestro compañero!



3 comentarios:

  1. maravilloso......simplemente, maravilloso!!!!
    SRV

    ResponderEliminar
  2. Ganarse el Cielo y tener un
    Angel que llene de
    Bendiciones Tu Hogar
    Reconforta, nos hace reflexionar e
    Imaginar que existe la
    Eternidad, de donde viene la
    Luz que ilumia nuestro caminar...

    TQM

    MSVFD

    ResponderEliminar
  3. A mi Adrianita le regalaron al nacer una muñequita de trapo y desde entonces siempre la tenia cerca de mi hija.
    Mi bbita se fue sin poderle poner nombre a su muñeca pero yo y mi esposo le pusimos "chupadita" porque con solo 4 meses era lo único que podía hacerle mi hija a la muñeca chuparla!
    Después que mi hija se fue yo tambien me quede con su muñeca, siento que es una forma de tenerla junto a mi.
    Lorena P.

    ResponderEliminar