domingo, 31 de julio de 2011

Como estoy?

Antes de que empezara la misa del mes, el padre Gonzalo se me acerca y me pregunta que como estoy.....me quedé pensando por un segundo que fueron eternos....como estoy??? 

Si me levanto de mi cama, quiere decir que estoy bien? Si sonrío porque algo me pareció gracioso o sonrío al ver a mis hijos, quiere decir que estoy bien? Si lloro desconsoladamente cuando nadie me mira, quiere decir que estoy mal? Si no me quiero levantar de mi cama, si lo único que quiero es morirme para poder estar nuevamente con mi hijo y poder abrazarlo con todas mis fuerzas una vez mas....quiere decir que estoy mal?

Finalmente le contesté....estoy bien y sabes por que?

Yo considero en mi propia experiencia que hay 3 motivos los cuales me han ayudado, me ayudan y me ayudarán a salir adelante.

Uno de ellos es Gabriel, cuando estaba en la sala de espera y el estaba en cuidados intensivos, entré a verlo 2 veces, la primera vez (aún sabiendo que Dios ya había decidido, siempre como mamá, como ser humano te aferras aunque sea a una gotita de esperanza por mínima que sea) recé con él y le pedí que no se vaya que se quede conmigo, en realidad no le pedí, le rogué. La segunda vez que entré, le cogí su manito, dije una oración y mirando su hermosa carita le dije: Si tienes que irte, esta bien vete pero por favor solo te pido que me des todas las fuerzas posibles para soportarlo, dicho esto el se fue y hasta el día de hoy siento las fuerzas que me manda todos los días.

El segundo motivo son Cristóbal, Leia y Juanjo...definitivamente mis hijos son una parte importantísima de que yo pueda salir adelante, las miradas de Leia, su caricias torpes, todo el amor que me puede dar una bebita de tan solo 7 meses, como me dijo la suegra de mi hermana en el velorio...esa bebita va a ser tu anestesia y así ha sido hasta el día de hoy. Y mi Cris...tan reacio a aceptar la muerte de su hermano, pero tan sensible para sentir el dolor de todos...el con sus preguntas acerca de donde se fue su hermanito, con sus...te acuerdas mami de las cosas que hacia Gabriel? Con su llanto de niño tratando de entender como adulto lo que acababa de suceder....mi chiquito pidiéndome fotos de su hermano para poner en su cuarto....como no me voy a levantar cada mañana para ver su sonrisa y escuchar su alegre buenos días, recibir su dulce beso y un gran abrazo? Y cuando me siento triste y me ve llorar, sentir sus bracitos rodearme y un te quiero mami casi susurrado.....y mi Juanjo, mi compañero de tantas aventuras y mi compañero en esta la aventura mas triste y dolorosa que nos ha tocado vivir jamas...pero agradezco infinitamente el estar pasando esto juntos y unidos, soportando el dolor de nosotros y también el dolor del otro, consolar al otro cuando eres tu el que quiere ser consolado....unos motivos mas que importantes para salir adelante.

Y por ultimo....todas y cada una de las personas que han rezado por nosotros, que nos han mandado con sus oraciones toda la fuerza. Yo no creía mucho en el poder de la oración, pero ahora después de haber presenciado en mi misma y en mi familia el poder absoluto de ella, no lo dudo mas.
Nosotros velamos a Gabrielito en la casa de mis papas, yo no podía creer la cantidad de personas que fueron, no entraba un alma mas en esa casa, personas que ni nos conocían a mi ni a Juanjo, personas que ni conocían a Gabriel pero que ahí estaban acompañándonos en nuestro dolor, pidiendo por nosotros, rezando por nosotros....GRACIAS! 

Alguna vez leí por ahí lo siguiente: "Uno no sabe lo que fuerte que es hasta que ser fuerte es la única opción"

No se si yo pueda decir que soy fuerte, pero lo que si sé, es que estoy saliendo adelante de este dolor que me destroza el alma, por mis hijos, por mi esposo, por mi familia, por mi y por Gabrielito.

Cada día, cada mañana es una lucha constante, una lucha por no dejar que el dolor me venza, no dejar que el dolor pueda mas que yo, hasta ahora voy bien y espero seguir así, hay altibajos, hay días malos y otros terribles, pero también hay días mas o menos buenos.....pero todos los días tienen una caricia de Leia, una palabra llena de amor de Cris, un abrazo de esperanza de Juanjo y unos recuerdos de mi chinito bello, gracias a Dios siempre acompañados de una sonrisa.

7 comentarios:

  1. admirable! sigue remando! (y escribiendo) un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hace unos días conversando sobre estas cosas que pasan me preguntaste, cómo me viste tú entonces? No supe qué decir. Y es que es justamente la pregunta que te haces, qué es estar bien y qué es estar mal. Cómo poder "medir" ese sentir si no tengo idea de lo que es sentir lo que has sentido, lo que tú sientes.
    Sólo te puedo decir que veo que estás con tu familia, que luchas por ella, que conservas todos los recuerdos de Gabriel y que lo compartes aquí.
    Querida amiga con todo esto ahora te puedo decir que te veo bien.

    ResponderEliminar
  3. Hola Uchi: yo soy una de las personas que sin conocerlos, estuve en una cadena de oracion por ustedes y es lindo saber que de algo sirvio.
    Yo si creo que eres fuerte, es mas, super fuerte...pero mas que fuerte, eres MAMA!! y eso es lo que te hace levantarte todos los dias y seguir adelante.
    realmente eres una persona admirable, sigue asi...por los que te quieren ver siempre de pie.
    SRV

    ResponderEliminar
  4. Creo q eres admirable!!! tqm

    Cynthia B

    ResponderEliminar
  5. Silencio y paz.

    Fue llevado al país de la vida.
    ¿Para qué hacer preguntas?
    Su morada, desde ahora, es el Descanso,
    y su vestido, la Luz.
    Para siempre. Silencio y paz.

    ¿Qué sabemos nosotros?

    Dios mío, Señor de la Historia y dueño del ayer y del mañana, en tus manos están las llaves de la vida y la muerte.

    Sin preguntarnos, lo llevaste contigo a la Morada Santa,
    y nosotros cerramos nuestros ojos, bajamos la frente
    y simplemente te decimos: está bien.
    Sea.

    Silencio y paz.

    La música fue sumergida en las aguas profundas,
    y todas las nostalgias gravitan sobre las llanuras infinitas.
    Se acabó el combate.
    Ya no habrá para él lágrimas, ni llanto, ni sobresaltos.

    El sol brillará por siempre sobre su frente, y una paz intangible asegurará definitivamente sus fronteras.

    Silencio y paz

    Familia MB

    ResponderEliminar
  6. Ursula, es muy difícil responder a esa pregunta, x que ahora después de vivir ésta experiencia tan dolorosa no encuentro en mi vida el significado de estar bien, las veces que tengo motivos para sentirme feliz, no logro estarlo completamente y creo que ya nunca volveré a sentirme completamente feliz, pero realmente es mi hija y esposo los que me dan las fuerzas para seguir adelante, fuerzas es lo que necesitamos sacar de dónde se pueda por que somos madres antes de todo.
    Fuerza y Fe.
    JLS

    ResponderEliminar
  7. Hola, en el 2011 yo también perdí a mi nena, y creo que no hay dolor más grande que la pérdida de un hijo. Así como tú, hoy sigo de pie por mi hijo, que es el que hace que su sonrisa y su vocecita me des fuerzas diariamente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar