jueves, 29 de diciembre de 2011

HOY HACE UN AÑO.....

Hoy, hace 1 año sucedió lo inimaginable.

Hoy, hace 1 año, mi hijo partió y con su partida se llevó una gran parte de mi.

Hoy, hace 1 año yo podía abrazar a mis tres hijos.

Hoy, hace 1 año mi vida cambió para siempre y nunca volverá a ser igual.

Hoy, hace 1 año perdí la capacidad de poder reír sin sentirme culpable.

Hoy, hace 1 año que vivo pensando en como puedo vivir después de lo que me pasó.

Hoy, hace 1 año aprendí que la vida te puede cambiar en un segundo.

Hoy, hace 1 año me di cuenta que no somos nadie ante la muerte.

Hoy, hace 1 año que no duermo sin esperar poder soñar con mi hijo.

Hoy, hace 1 año hubiese cambiado mi vida por la vida de mi hijo.

Hoy, hace 1 año acepté que no voy a poder abrazar físicamente a mi hijo nunca mas. 

Hoy, hace 1 año yo era completamente feliz.

Hoy, hace 1 año se me partió la vida en dos.

Hoy, hace 1 año me pelee con Dios.......hoy estoy en paz con El.

Hoy, hace 1 año me di cuenta del poder de la oración.

Hoy, hace 1 año odié a la muerte.....hoy entiendo que ella no existe, nosotros existimos mas allá de ella.

Hoy, hace 1 año me di cuenta de la gran familia que tengo.

Hoy, hace 1 año aprendí que el dolor te abre al amor.

Hoy, hace 1 año que me siento afortunada de tener los amigos que tengo.

Hoy, hace 1 año que le agradezco a la vida y a Dios por cada respiro de mis hijos.

Hoy, hace 1 año aprendí que tienes que dejar que duela, va a doler y mucho pero así es la única manera que pueda sanar.

Hoy, hace 1 año mi vida dejo de tener sentido......ahora he aprendido a encontrarle un nuevo sentido a mi vida.

Hoy, hace 1 año volví a darme cuenta que quiero pasar el resto de mi vida con Juanjo.

Hoy, hace 1 año me preguntaba por que......ahora me pregunto PARA QUE!

Hoy, hace 1 año quería irme con mi hijo.......ahora entiendo que mi hijo está conmigo siempre y que no tengo que irme a ningún lado para estar con él.

Hoy, hace 1 año yo pensaba que nunca nada les iba a pasar a mis hijos......hoy entiendo que todo les puede pasar y es por eso que valoro cada segundo que estoy con ellos.

Hoy, hace 1 año que no me voy a dormir sin agradecerle a Gabrielito todo lo que da.

Hoy, hace 1 año sentí que me moría........hoy puedo decir que estoy mas viva que nunca.

Hoy hace 1 año pensé que mi hijo se había muerto.......hoy me doy cuenta que vive mejor que todos nosotros.








jueves, 22 de diciembre de 2011

Para esta navidad desearía...

Para esta navidad desearía....

Que no se olviden de mi hijo, el vivió y fue importante, estuvo con nosotros físicamente por 4 años pero seguirá vivo eternamente en los corazones de quienes lo recordemos.

Que pronuncien el nombre de mi hijo cada vez que puedan......a mi me encanta hacerlo y me encanta también escucharlo......GABRIEL

Que no se alejen de mi cuando estoy triste o no soy buena compañía.......si estoy así es porque extraño a mi hijo con todas mis fuerzas no porque no quiera estar con ustedes.

Que se den cuenta que la muerte de un hijo es diferente a cualquier otra pérdida. Es la tragedia mas grande y no me gusta que la comparen con la muerte de una madre, un padre, un abuelo o una mascota.

Que si me ven que estoy sonriendo, disfrutando un momento no quiere decir que el dolor se haya ido y que ya estoy bien y que si estoy triste, llorando y no me provoca salir de mi cama no quiere decir que estoy deprimida y que necesito tratamiento psiquiátrico......

Que sepan que las fechas especiales como los cumpleaños, aniversarios, navidad, son fechas super dolorosas para nosotros, desearía me digan que están con nosotros y que tienen a mi hijo presente.

Que actúen como si mi hijo no hubiese muerto..... eso me duele mucho.

Que entiendan que el dolor cambia a las personas, no soy la misma que era antes de la muerte de mi hijo y nunca lo seré. 
Soy una persona distinta, con distintos pensamientos, creencias, valores y sueños.....traten de conocerme nuevamente.

Que entiendan que cuando te sucede algo como esto, cuestionas muchas cosas en tu vida y una de ella es  Dios.... desearía me dejen cuestionarlo sin hacerme sentir culpable, necesito replantear mi relación con El, sé que llegaré a un nuevo y mejor entendimiento con El pero en este camino quizá escuches cosas que no te gusten, compréndeme y no me juzgues.

Que abracen a sus hijos con todas sus fuerzas todos los días, que les digan que los quieren y que están orgullosos de ellos....nunca se sabe cuando la vida puede cambiar en un segundo.

Que entiendan y comprendan que el dolor de perder un hijo es desgarrador, es como si te mutilaran una parte de ti mismo, es vivir el día a día con un dolor que no te deja respirar, toda la vida nos hará falta nuestro hijo, nuestra vida nunca será la misma.

Que entiendas que estoy tratando de recuperar mi vida, que estoy buscando como volver a sonreír nuevamente sin sentirme culpable.... desearía sigan a mi lado como lo han estado hasta ahora, su apoyo, sus oraciones, sus llamadas, sus abrazos han sido y son parte muy importante de mi recuperación.

Y por ultimo DESEARÍA.....poder volver a abrazar a mi hijo........





jueves, 15 de diciembre de 2011

La logoterapia en mi vida...

Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.


Uno de los trabajos finales que teníamos que presentar en el diplomado que estoy siguiendo era escribir un articulo acerca de la Logoterapia en nuestra vida, y esto fue lo que escribí:

"Antes de enero de este año, yo no conocía nada acerca de la logoterapia. Había leído hace mucho tiempo el libro “El hombre en busca de sentido” pero en ese momento de mi vida no le encontré mayor sentido. Tampoco investigué en ese momento acerca de Viktor Frankl y la logoterapia.

En diciembre del año pasado sucedió lo inimaginable, mi hijito de 4 años falleció por un terrible accidente. En ese momento me sentí morir, lo único que quería era morirme para poder estar con mi hijo, en ese momento no encuentras nada que te pueda consolar, te molestas con Dios, con la vida, no entiendes nada, y te haces mil preguntas y todas empiezan equivocadamente con un Por qué? Por  que a mí?

En esta lucha, en este no entender nada, en este proceso de dolor desgarrador, quería encontrar algo, a alguien, que haya pasado por lo mismo que yo, quería que alguien que también haya pasado por lo mismo, me diga que si se puede superar la muerte de un hijo, que estos días negros, estos días en los cuales solo quieres dormir para ver si sueñas con él, van a pasar, que el dolor no se va pero que aprendes a vivir con él. 

Fue así que encontré por internet una organización Argentina llamada Renacer, entre a su página web y allí volví a leer frases de Viktor Frankl, ahí escuche por primera vez acerca de la logoterapia y el decirle Si a la vida a pesar de todo.

Desempolvé el libro “El hombre en busca de sentido” y lo leí nuevamente. Ahora sí le encontré todo el sentido al libro, ahora si entendía de qué hablaba Frankl, me sentía identificada con muchas cosas que él describe.
Busqué en internet información acerca de lo que era la logoterapia y lo que encontré me fascinó.
Llegué a Dau por internet, llamé y me dijeron que el próximo diplomado empezaba en junio/julio, yo llamé como en febrero.

Pasaron los meses y con estos el dolor se pudo anestesiar un poquito. 
Acepté la muerte de mi hijo, acepté que nunca más va a regresar.
Cuando te sucede algo tan terrible como esto, solo tienes 2 opciones, o te entregas al abandono o decides salir adelante. 
Yo opté y opto por lo segundo.  Decidí salir adelante a pesar del dolor inmenso, decidí decirle SI a la vida nuevamente, decidí volver a vivir por mí, por mis hijos que todavía tengo acá conmigo, por mi maravilloso esposo y por mi angelito que me mira desde el cielo.

También pensé mucho acerca de ayudar a los padres que así como nosotros también han perdido hijos y se sienten desesperados, sin poder ver la luz al final de camino. 
Fue así que decidí crear una ONG de ayuda a padres que hemos perdido hijos.
Cuando te sucede algo como esto, necesitas a alguien que haya pasado por lo mismo que tú, que te entienda, que te escuche, que no te juzgue, alguien que entienda tu dolor, necesitas a alguien que comparta contigo tus vivencias sabiendo exactamente por lo que estas pasando.
Recuerdo mucho en el velorio de mi hijo cuando todas las personas se me acercaban y me decían que estaban conmigo, que me acompañaban en mi dolor, que sabían por lo que yo estaba pasando y yo las miraba y pensaba que NO, que es imposible que sepan por lo que yo estaba pasando ya que ellas no habían perdido un hijo, pero cuando finalmente hablé con una mamá que también había perdido un hijo, realmente me sentí acompañada, sentí que no estaba sola, sentí que esta persona entendía perfectamente mi dolor. 

Entonces me dije que tenía que haber algo en el Perú, algo como Renacer, tenía que haber un sitio donde todos los padres puedan acudir en el momento más difícil de su vida y sentirse acompañados.
Puse manos a la obra y empecé a crear mi ONG.

Pero también pensé en que necesitaba capacitarme, necesitaba aprender más acerca de esto llamado Logoterapia y recordé que hacia algunos meses había llamado a Dau y que el diplomado empezaba por esos meses. Llamé y justamente ya habían empezado las clases pero podía incorporarme…las cosas estaban hechas para que pasen.
Fue así que llegue a este diplomado. Para aprender como acompañar a estas personas que sufren y también para sanar mi propio corazón.

Con este diplomado he aprendido que, como dice Heidegger somos seres para la muerte, he aprendido a no temerle a la muerte, a encontrarle siempre un sentido a todo lo que nos pasa, a darme cuenta que somos seres espirituales, que no estamos condenados a ser como somos, sino que somos siempre una posibilidad, a aceptar que tenemos que vivir con ese vacío que se siente porque es parte de nosotros, a que como decía Nietzsche: “El que tiene un por que para vivir puede soportar casi cualquier como”, a que el que se levanta para ayudar a un hermano herido, trasciende como ser humano y lo más importante a no preguntarme por que pasó lo que pasó con mi hijo sino a preguntarme PARA QUE!

Gracias a todos!"


miércoles, 7 de diciembre de 2011

Mi Leia Gabriela



El sábado cumpliste 1 año.

Mi princesa Leia, llegaste a nuestras vidas en el momento en que mas te necesitábamos.
Llegaste y llenaste nuestro hogar nuevamente de leche, chanchitos, pañales, canciones de cuna, madrugadas en vela y mucho amor mas. Llegaste y desde el día uno fuiste la princesa para tus hermanos, la ternura hecha bebé para papi y para mi fuiste y eres mi compañera.

Desde ya quiero pedirte disculpas porque no tenias ni un mes y sucedió lo inimaginable, nuestro hogar feliz, nuestra familia sufrió un terrible golpe. 
Así como llegaste a un hogar que te recibió con los brazos abiertos y te llenó de amor desde el primer día.... también a los pocos días esta familia estaba rota, esta familia estaba sufriendo terriblemente por la partida de tu hermanito Gabriel.

Discúlpame bebita porque no estas siendo criada por una mamá feliz, mami esta con el corazón roto, con el alma rota y poco a poco esta tratando de ponerle tape y poder a volver a ser la que era antes. 
Discúlpame si en las noches cuando te hago dormir derramo algunas lagrimas, discúlpame por haberte llamado Gabriel en algunas ocasiones, discúlpame por haberte dejado unos días sola cuando pasó lo de tu hermanito, discúlpame si no te dejo jugar con sus libros, cuando seas mas grande te los daré y sabrás cuidarlos, discúlpame si sientes que mami no es feliz, discúlpame si hay momentos en los cuales quiero estar sola.

La mami que tu estas conociendo no es la misma mami que conocieron tus hermanos, espero que igual me quieras y algún día cuando estés mas grande entenderás porque mami es como es, entenderás el dolor inmenso que llevo por dentro.

Tú no sabes aun lo que con 1 añito puedes lograr en mi, inclusive cuando tenias 2 meses hacías magia en mi.
Tu eres sanadora, sanadora de corazones y llegaste a nuestras vidas justo en el momento preciso, para no solo sanar los corazones de Cris, de papi y el mio sino de toda nuestra familia.

Tu misión en esta vida mi chiquita linda esta en sanar, sanar con tu ternura, con tus caricias, con tu mirada y con tu sonrisa.

Tu hogar cuando llegaste no era disneylandia y has sabido adaptarte a esta familia por ahora disfuncional, a esta familia que sufre y por eso y muchas cosas te admiro muchísimo.

Te admiro porque presientes que algo pasa, cuando ves que unas gotitas de agua caen por mi rostro me miras con la carita mas dulce y me acaricias o te echas encima mio como si supieras que mami esta sufriendo y necesita ser consolada. Guardas silencio cuando sientes que mami esta pensando en Gabriel y esta triste. Me miras con muchísima atención cuando te cuento de tu hermanito que conociste por 26 días, te quedas mirando fijamente la foto que tienes en tu cuarto en donde sales con Gabriel, sé que lo reconoces, sé que sabes quien es porque en sueños lo ves.

Cuando crezcas te contaré de tu hermano, tu hermanito Gabriel, entenderás por que te pusimos Leia Gabriela, entenderás por que mami llora de la nada, por que papi a veces parece que mira a la nada, por que Cris tiene muchas fotos de Gabriel en su cuarto, por que tu siempre tienes a un angelito al lado.
Te contaré de como Gabrielito esperaba tu llegada con mucha ilusión, con mucho amor, con muchas ansias, de como cuando naciste Gabrielito no quiso irse de la clínica ni un momento, quería estar contigo todo el rato, te contaré de lo feliz que estaba cuando llegaste a la casa, de que no quería ir al nido para quedarse contigo y cuando regresaba lo primero que hacia era ir a verte y te decía que te había extrañado mucho, te contaré de las canciones que te cantaba cuando tu llorabas, sí esa canción que mami te canta, en realidad no te la canto yo te la canta Gabriel, te contaré de como Gabrielito quería darte la leche, cambiarte el pañal, de como sufría cuando te veía llorar, te contaré de como tu hermanito se despidió de ti diciéndote que te quería mucho minutos antes que partiera.



Tienes mucha suerte mi pequeña Leia Gabriela, llegaste a un hogar que sufría pero a un hogar que te necesitaba, tienes a un hermano que te abraza desde afuera y a uno que te abraza desde adentro.


domingo, 27 de noviembre de 2011

Devuélvanme mi vida!

Yo sali de mi casa un 29 de diciembre a las 8pm y no volví mas!

Yo sé que mi hijo no va a volver jamas, eso con todo el dolor de mi corazón lo he aceptado...pero lo que no acepto todavía es el no poder tener mi vida como era antes del 29 de diciembre.

Sé que mi vida jamas será la misma porque mi hijito ya no estará mas con nosotros, siempre lo extrañaremos, lo echaremos de menos, su lugar siempre estara vacio físicamente pero lleno en nuestros corazon y nuestro amor hacia el.

Pero mi vida, mis cosas, mi rutina, a donde se fueron?

Yo era feliz en ese departamento, fuimos muy felices los casi 3 años que vivimos ahi, me encantaba donde quedaba, el tener todo cerca....tiendas, farmacias, el nido de Gabriel, un parque lindo, el zoologico del colegio La Inmaculada, todo!.....yo era feliz con mi vida y ahora todo cambió.
Nada volverá a ser igual, para empezar yo no soy la misma que era antes del 29 de diciembre, mi familia no es la misma, mis amigos no son los mismos, mi rutina no es la misma, mi vida no es la misma!

Todo cambió, todo cambió en un segundo, toda mi vida dió un giro inesperado, inimaginable y nadie me preguntó si yo quería ese cambio, nadie me preguntó si estaba lista para tal cambio......simplemente sucedió y ahora tengo que adaptarme.

No tuve tiempo de prepararme, no tuve tiempo de despedirme de mi vida, simplemente se fue y ahora tengo que construir una nueva. 

Todo sucedió tan rápido, todos los cambios, todas las decisiones tuvieron que ser tomadas tan rápido. 
Juanjo y yo teníamos clarísimo que no podíamos regresar a dormir al departamento, así que nos quedamos en la casa de mis papas, también coincidimos en que teníamos que venderlo, que ya nunca mas íbamos a poder vivir ahí y lo pusimos en venta y en una semana lo vendimos.....ahora teníamos que buscar un nuevo lugar y mientras lo buscábamos nos quedamos donde mis papas....en un día la casa de mis papas pasó a tener a 4 huéspedes mas, tuvieron que adaptarse a tenernos ahí y lo hicieron y nos recibieron con los brazos abiertos! Gracias papas, gracias por acogernos en ese momento y siempre!

Así que de haber vivido en nuestra casa donde fuimos felices, pasamos a vivir donde mis papas y sin Gabriel....todo esto en menos de un día.

Quiero mi vida de vuelta, quiero poder regresar a trabajar sin sentir la tristeza de salir de mi trabajo y no ir mas a recoger a Gabriel del nido, quiero poder volver a comer helado de limón sin sentir que lo comía con mi chiquito y nunca mas lo haré, quiero volver a escuchar las canciones que él cantaba sin romper en llanto,  quiero volver a poder pasar por donde vivía antes y no sentir un dolor desgarrador, quiero volver a poder reírme a carcajadas sin sentirme culpable, quiero poder volver a decir soy feliz!, quiero volver a ver a mis hijos y no sentir que me falta uno, quiero poder volver a ir a misa, quiero volver a ver a mi sobrino sin compararlo con Gabrielito y pensar que así estaría mi cholito, quiero volver a no sentir envidia de las familias que no han perdido un hijo, quiero volver a ser como era antes del 29 de diciembre! Quiero volver a tener a mis 3 hijos conmigo! Quiero volver a abrazar a Gabrielito! Quiero volver al 28 de diciembre del 2010!!!

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Recuerdos

No se si será porque ya se acerca navidad y el aniversario del año de la partida de Gabrielito pero tengo muy presente todo lo que hice los días previos a su partida. 

Pasan por mi mente estos momentos como si fueran una película, un vídeo, tengo imágenes tan grabadas y se pegan a mi mente como una foto......trato de evitarlos pero no puedo, vienen a mi sin que yo los invite y me ha pasado que simplemente una imagen me puede derrumbar y hacerme quebrar en llanto. 

El otro día manejaba de regreso a mi casa y se me vino el recuerdo de la ultima vez que comí con Gabrielito en un restaurante. Fue el día de la actuación de fin de año de su nido, fui solo con Cristóbal y cuando terminó los llevé a comer algo a Don Mamino.....recuerdo esto como si hubiese sido ayer, recuerdo todo lo que hablamos, lo que comimos, recuerdo la ropa que tenia Gabrielito, lo feliz que estaba y recuerdo que por nada se quería quitar su sombrero de rey mago......bueno recordé esto como si lo estuviera viviendo otra vez y no pude mas, rompí en llanto en un segundo, un llanto que no podía controlar, un llanto que me llena de dolor, un llanto por estar donde estoy y no poder estar nuevamente ahí con él.

Recuerdo muy claramente todo lo que hice días previos al accidente, el accidente fue un miércoles en la noche, recuerdo lo que hice el lunes, el martes y el miércoles..... lo que me pasa ahora es que si hoy un lunes tengo que hacer por casualidad lo que hice ese lunes, no lo hago. Por ejemplo el otro día tenia que ir al regatas y me di cuenta que era martes y no fui porque ese martes fuimos al regatas.....por ahora no puedo, siento que si repito lo que hice esos días puede repetirse lo que viví ese miércoles.

Sé que no puedo vivir así pero eso es algo que me esta pasando recién ahora y me imagino que es una etapa que pasara así como todas han estado pasando.

No quiero que llegue diciembre, antes lo veía tan lejos y ahora esta aquí nomas. 

Por un lado el 3 de diciembre Leia cumple 1 año....que alegría! mi chiquita ya va a tener un año y se lo vamos a celebrar como se lo merece, el dolor lo llevo por dentro y ese día estaré contenta por mi hija.....pero por otro lado se acerca navidad, la primera navidad sin mi chiquito, se acerca el 15 de diciembre, el 15 de diciembre pasado fue la graduación de Gabrielito del nido! Estaba tan feliz ese día y tan orgulloso, recuerdo perfecto todo lo que hicimos ese día......se acerca su misa del año......se acercan fechas muy duras, fechas muy importantes y llenas de dolor, de sentimientos, de emociones, sé que juntos las pasaremos, juntos los 5, Juanjo, yo, Cristóbal, Gabrielito y Leia.


martes, 15 de noviembre de 2011

RENACER!

SI A LA VIDA A PESAR DE TODO!

Cuando sucedió lo de mi hijo, busque en internet algo, en realidad no sabía que buscaba, lo que quería era encontrar a alguien que me hiciera entender lo que estaba pasando. No encontré nada acá en Perú y me propuse hacer algo acá para ayudar a todas las personas como nosotros que pasan por esta terrible experiencia y buscan a alguien que haya pasado por lo mismo, que te diga que SI lo vas a superar, que el dolor no se va pero que aprendes a vivir con el, fue así que con 2 buenas amigas, nos propusimos crear una ONG. 

En mis búsquedas por internet encontré una organización Norteamericana de ayuda a padres que han perdido hijos, les escribí y ellos me contactaron con Renacer Argentina. Renacer es una organización de ayuda mutua a padres que han perdido hijos, Renacer es lo que yo quiero hacer acá en Perú.

Les escribí y me contestó Graciela una increíble mujer que ahora tuve el placer de conocer personalmente. Graciela sin conocerme me ayudó mucho, a distancia me dió más de lo que muchas personas que estando cerca a mí no podían darme.

Fue asi que este proyecto fue tomando forma pero necesitábamos saber más de Renacer, conocerlo de cerca así que cuando Graciela me invito a la celebración de los 20 años no lo dudé ni un segundo e hice mis maletas, la idea era ir con Juanjo pero por temas del trabajo no pudo acompañarme  pero me acompañó mi mamá.


Lo que encontré acá es más de lo que buscaba, todo lo que viví estos 3 días sobrepasó mis expectativas. Pude darme cuenta que Renacer es una obra de amor, de amor a nuestros hijos que ya no están, de amor a nosotros mismos y de amor al prójimo. 

En estos 3 días he recibido muchísimos abrazos, abrazos de personas extrañas pero que te abrazan como si te conocieran de toda la vida.  Acá en Renacer no existe la condición social, no existe a que religión perteneces o si eres blanco, negro, amarillo o morado, todos somos iguales, todos somos personas que hemos pasado por la terrible experiencia de perder un hijo. A todos nos une algo tan fuerte que no sé cómo explicarlo porque va más allá de toda palabra.

Fueron tres días muy intensos, con conferencias, talleres, canciones, lagrimas, abrazos, sonrisas, alegría, tres días con muchas emociones.

Cuando llegué el primer día y pasamos al auditorio, habrán habido unas 200 personas, al sentarme y al mirarlas no pude sino conmoverme al darme cuenta que todas estas personas así como yo habíamos perdido un hijo, somos muchas pensé y me pareció realmente sorprendente. Conoci personas maravillosas cada una de ellas con su historia, habían padres que no solo habían perdido un hijo sino habían perdido 2 y seguían en pie! Habian historias de suicidios, de homicidio, de accidentes, de enfermedades…..tantas desgracias, tanto dolor pero tanto amor, tanta vida! Todas saliendo adelante, todas incluida yo habíamos apostado nuevamente por la vida y ese justamente es el lema de Renacer SI A LA VIDA A PESAR DE TODO!


Renacer está en muchos países, en Chile, Uruguay, Mexico, Ecuador, España…asi como yo fueron unas personas de Ecuador y Uruguay y también fue una mama peruana. En un momento de la conferencia del dia dos, hablaron los representantes de cada país donde hay Renacer, como en Perú todavía no hay me sorprendí mucho cuando el maestro de ceremonias dice: Y donde están mis mamas de Perú? Que suban! No tuvimos escapatoria y muertas de vergüenza tuvimos que subir al escenario y hablar frente a fácil 500 personas.
Mery hablo primero y le agradesco porque después a mi no me quedó mucho por decir, pero dije lo que sentía y fue lo siguiente: “Soy Ursula mamá de Gabriel, al verlos a todos ustedes reunidos, podría decir que acá se siente mucho dolor pero en realidad lo que se siente es AMOR, amor de verdad!”. Luego agradecí a Graciela el haberme dado la mano aun sin conocerme y a la distancia y terminé con un: Pronto habrá un Renacer Perú!
Me sentí satisfecha por lo que dije, porque lo dije de corazón y antes que termine este año habrá un Renacer Perú.

El ultimo dia, nos juntamos para una “mateada” (tomar el famoso mate argentino) y compartir todo lo vivido.


Fue también una señora de unos 80 años que nos hizo llenarnos de energía a través de la danza, nos hizo sacar todo lo que teníamos dentro a través de la música y los movimientos…..nos dijo: dejen que su cuerpo hable a través de los movmientos, dejen que saque todo lo que tiene dentro, déjense llevar y asi lo hicimos y fue mágico. 


En un momento me detuve para observar, observar a todos estos padres, algunos podrían haber sido mis abuelos, otros mis papas y ahí estaban moviéndose al ritmo de Abba y su canción “I have a dream” y me percaté que todos (incluso yo) hacíamos movimientos hacia el cielo, siempre las manos extendidas al cielo, saludando a nuestros hijos y me desarmé (aun mas) cuando miré a un papá que le hacia hola al cielo y le mandaba miles de besos y todo esto con una sonrisa de oreja a oreja pero con el rostro cubierto de lagrimas.

Gracias Renacer! 


Gracias por estos tres días maravillosos, gracias a todos los padres que me abrazaron y me acogieron, gracias mami por acompañarme y compartir conmigo esta experiencia, gracias Juanjo por haber hecho posible este viaje, gracias Macu por haber cuidado a mis hijos en mi aunsencia como si fueran tuyos y GRACIAS GABRIEL,  SIN TI NADA DE ESTO SERIA POSIBLE, TE AMO!


miércoles, 9 de noviembre de 2011

A mother holds her children´s hands for awhile...their hearts forever!


Quisiera meter a mis hijos a una burbuja y que nunca les pase nada. Después de haber vivido lo que viví con Gabrielito estoy segura que no seré capaz de volverlo a vivir y nadie me asegura que no me puede volver a pasar. Sí, perdí un hijo y nada ni nadie me asegura que no puedo perder otro. 
Se lo comenté a una amiga y me dijo: NO! no te va a volver a pasar! Y yo le contesté: por que? por que no me puede volver a pasar? Si yo te contaba eso antes que mi hijo muriera tu respuesta hubiese sido la misma......no te va a pasar eso y me pasó! Ella guardó silencio.

Y es que si me puede volver a pasar como le puede pasar a cualquier persona, como me pasó a mi.

Unos 2 meses después de la muerte de Gabrielito, yo había salido con Cristóbal para llevarlo a sus clases y Leia se quedó con la nana, todavía estábamos en la casa de mi papas pero mis papas también habían salido. Ya estaba por llegar a la casa cuando recibí una terrible llamada, dije alo y lo único que escuché fueron llantos, llantos de mi hija y de la nana....casi me muero! Tuve que frenar en seco controlarme ya que Cris estaba a mi lado y preguntarle mil veces a la nana que había pasado. Entre sollozos incontrolables me dice que un perro había mordido a Leia.....COMO??? un perro??? COMO ASÍ??? ESTA ELLA BIEN???? La nana logra decirme que Leia esta bien pero que le sale mucha sangre de la piernita....Dios mio pensé, no otra vez, no me hagas vivir otra vez lo mismo por favor. Como ya estaba llegando le dije que saliera para ir a emergencia cuando cuelgo el teléfono miro a mi hijo y estaba con sus manitos juntas, con los ojitos cerrados y con lagrimas y diciendo: Gabrielito por favor cuida a nuestra hermanita, que no le pase nada. NO ES JUSTO!!!, pensé. 

Llegamos a la casa y ahí estaba mi bebe de 3 meses mordida por un perro, con las fuerzas que me mandó Gabrielito, pude bajar del carro, cargarla y ver la herida, tenia 2 tajitos en su piernita, por uno si salia sangre por el otro no tanto......mi nana estaba hecha un mar de lagrimas y echándose la culpa de lo que había pasado, logré tranquilizarla y meterla al carro con mi hija para ir a la clínica. En el camino llamé a Pascual y  me hizo estacionar y describirle la herida, una vez mas GRACIAS Pascual! Me dijo que no era nada grave que según lo que yo le describía no iba a necesitar puntos, solo que le laven bien la herida y que cuando llegue lo llame para que hable con el Dr. de emergencia....me tranquilizó y pude seguir manejando.
Llegamos a emergencia y felizmente no fue nada grave, le limpiaron la herida y le pusieron una benda....Gracias a Dios ella ya estaba tranquila y sonriendo nuevamente. 

Cuando llego a la casa, el dueño del perro había ido a buscarme y me dejo su cartilla de vacunas con todo al día  fui a buscar al dueño ya que el perro tenia que quedarse en observación por 10 días.....cuando llego el señor estaba muy preocupado y para mi sorpresa cuando trae al perro que era un labrador y me enseña...yo no lo podía creer......el perro no tenia dientes!!!!! Ni uno!!! No pude sino agradecer a mis dos hijos. Gabrielito había escuchado a su hermano y había cuidado a nuestra Leia.

Como es de suponer Leia estaba bien pero fastidiada, ya me había dicho Pascual que podía tener un poco de dolor y que le diera panadol. Así lo hice y se durmió pero a los 10 minutos se despertó llorando desconsoladamente, una mamá sabe reconocer el llanto de sus hijos y este llanto era de susto. Lógico la había mordido un perro que para ella debe haber sido como un caballo, claro que tenia que estar asustada. Juanjo estaba de viaje así que estábamos las dos solas......logré calmarla abrazándola fuerte pero cuando la echaba volvía a llorar y así estuvimos como por un par de horas.

Llegó mi mama y le conté lo sucedido...Leia seguía llorando, mi mami la cargó y yo me quedé sentada en la cama mirando a mi mami tratar de calmar a mi hija con todo el amor que una abuela tiene y mi hija seguía llorando.....no pude mas, otra vez sentí que estaba viviendo la noche que murió Gabrielito, no pude contener el llanto y fue por un segundo solo por un segundo que pensé: No puedo mas, no puedo soportar ver sufrir a mis hijos, no podría soportarlo una vez mas y pensé en irme, en irme lejos y dejar a mis hijos y así no tener que pasar por caídas, enfermedades, fiebres, golpes.....no podría soportarlo...y en ese segundo mi hija se calmó. 
Se que jamás lo hubiese hecho, jamás los hubiese dejado pero era tal mi angustia de ver sufrir a mi hija que se me cruzó ese pensamiento por la cabeza, gracias a Dios solo por un segundo. 

Me sentí muy culpable por haber pensado eso pero me di cuenta que soy humana, que tengo derecho a decir BASTA! no puedo mas! Dénme un respiro! 
Acabo de ver morir a mi hijo, acabo de pasar por la experiencia mas desgarradora que cualquier madre puede vivir...POR FAVOR no otra vez!

Sé que no puedo meter a mi hijos en una burbuja, sé que tengo que soltarlos al mundo y sé que se van a caer, que se van a golpear, que se van a enfermar, que van a sufrir y allí estaré yo siempre, para cuidarlos mientras pueda, para ayudarlos a levantarse, para abrazarlos y decirles que todo pasa.



martes, 1 de noviembre de 2011

Gracias Señor de los Milagros!



Yo nunca he sido devota de ningún santo ni nada por el estilo, pero siempre en octubre me entra curiosidad acerca de este Cristo Morado que tiene millones de devotos y dicen es milagroso.

Este 26 el día de mi santo decidimos con mi mami, mi prima y Leia ir a las Nazarenas a visitar al Señor de los Milagros. Pensé que era un buen día para ir, para llenarme de paz y de buenas energías. Camino al centro de lima me sentía un poco inquieta, desde la misa del mes de Gabrielito no he vuelto a entrar a una iglesia y menos rezar o escuchar misa......pero quería ir.....mi hijito ya había planeado mi visita con Dios.

Llegamos y estaba terminando la misa, uf pensé que bueno......pero no sabia que termina una e inmediatamente empieza otra, nos acercamos y la imagen del Señor de los Milagros me cautivó por completo.....no podía dejar de mirarla ni contener las lagrimas. 
Empezó la misa y por un segundo me sentí incomoda, bajé la mirada y abracé a mi hija pero algo me dijo que levante la mirada y así lo hice, miré de nuevo al Señor de los Milagros y me embargó una paz que no me ha dejado hasta ahora.

Sentí que mi hijo está bien, que mi hijo está con Dios, que estaba conmigo en ese momento, me sentí acompañada en mi dolor, confortada.

Me puse a observar los rostros de las personas, algunos llenos de dolor, otros de paz, otros de resignación, otros de suplica pero todos de devoción, la devoción que se siente es contagiosa, el amor que se siente te envuelve, la paz que se siente te acompaña... pero también se siente el dolor, el dolor de alguna pérdida (como la mía), el dolor de alguna enfermedad que no se va, el dolor de algún milagro a la espera de ser cumplido. 

Llegó el momento del Padre Nuestro y la verdad quería taparme los oídos...abracé nuevamente fuerte a mi hija y me preparé para volver 10 meses atrás....pero milagrosamente no sucedió eso, no sentí ese dolor que antes he sentido cuando he tratado de rezar, nuevamente sentí mucha paz, sentí a mi hijo abrazándome y sentí que estaba en camino a la reconciliación con Dios. 

GRACIAS SEÑOR DE LOS MILAGROS!


domingo, 23 de octubre de 2011

Un día a la vez




Se vienen días difíciles, mi santo, el santo de Juanjo, navidad, año nuevo y el fatídico 29 de diciembre…como voy a hacer? No lo se.

Conversando con Juanjo, yo le decía que no sabía como iba a superar esos días, que quisiera dormir y despertarme en enero a lo que él me contestó: hemos ido pasando todos los días, todos los días desde la partida de Gabrielito han sido difíciles y los hemos vivido y hemos pasado al siguiente día...un día a la vez y estos días que vienen también los pasaremos...un día a la vez.
Si, tiene razón, se que pasaremos estos días así como pasamos el santo de Gabriel, el santo donde hubiese cumplido 5 añitos. Pero no puedo evitar pensar que en mi santo pasado tenia a mis 3 hijos conmigo, Leia estaba en mi panza pero estaba con nosotros, no puedo evitar recordar todo lo que hice ese día y lo feliz que estaba Gabrielito, no puedo evitar recordar cuando me cantaron happy birthday y Gabriel cantó muy fuerte y aplaudió y estaba feliz porque era el santo de su mami...le encantaban los cumpleaños, sobretodo cantar y lo hacia fuerte y con una gran sonrisa.

Este santo quisiera dormir todo el día, acostarme el martes y despertarme el jueves...sé que es imposible hacer eso, así que no me queda otra que levantarme de mi cama con una sonrisa y recibir el abrazo y beso de Cristóbal, los saludos de mi familia y fingir que estoy bien. 
No me queda otra que recibir todas las llamadas de feliz cumpleaños y decir gracias! Y tratar de parecer que estoy sobrellevando este día.

Agradezco a la vida el tener a Leia y a Cristóbal porque por ellos trataré de pasarla bien. El otro día Cristóbal me dijo con una gran sonrisa: mami, el miércoles es tu santo! Como le digo que no quiero celebrarlo? Como le digo que su hermanito me hace tanta falta que no me siento bien y que lo único que quiero es dormir para ver si sueño con él? 

No puedo, no puedo! Así que a seguir adelante con una sonrisa, a levantarse de la cama y a llenarme de buenas energías y sé que Gabrielito desde el cielo ese día me cantará happy birthday y lo sentiré en mi corazón.

A vivir los días que se vienen...un día a la vez.

martes, 18 de octubre de 2011

Con y sin Gabriel


Estuvimos de viaje y se sintió la falta de mi chinito. Siempre se siente la falta pero ahora se hizo un poco mas evidente.
Claro que todos sabemos que estuvo mas presente que cualquiera pero nos faltaba su presencia física.

Habían momentos en los cuales me quedaba pensando y trataba de imaginarme como hubiese actuado él ante tal o cual situación, que hubiese hecho, le hubiese gustado o no? Me imaginaba lo que diría y las bromas que hubiese hecho. 
Miraba a mi sobrino que tiene un año menos que Gabriel y pensaba que así estaría mi chiquito. 
Mi sobrino y Gabriel ademas de primos hermanos eran super patas, se veían siempre y se llevaban muy bien, cuando estaban juntos eran terribles.....por eso Giacomo me hace acordar mucho a Gabriel y en este viaje que lo veía todo el día, mas todavía. Cuando se ponía a bailar y hacia sus bromas me imaginaba a mi chiquito también haciendo eso y me acordaba cuando lo hacían juntos y se mataban de risa.

Miraba también a Cristóbal cuando estaba solo y pensaba en si el también echaba de menos a su hermano y un día me lo dijo...Extraño a Gabriel mami.....se me rompió el corazón y lo abracé fuerte.

Un día estábamos en el cuarto y yo estaba pintando con Giacomo y Mara y aproveché de hablarle a Giacomo de Gabriel ya que desde que Gabrielito murió Giacomo no quiere hablar de él, cuando lo mencionas él hace como que no escuchó, pobrecito no puedo imaginar lo que dentro de su cabecita pueda estar pensando o que pensó cuando le dijeron que su primo, su compañero, su pata se había ido al cielo y que no lo vería nunca mas....
Bueno estábamos pintando y le dije si se acordaba de su primo Gabriel y no me contestó y siguió pintando, le volví a preguntar y me dijo un si casi imperceptible, pero pude notar su nerviosismo así que solo le dije si quería que le ponga una foto en su cuarto una foto de ellos dos juntos y me respondió: Y a Mara también le vas a poner una foto en su cuarto? Y le dije que si y el siguió pintando y yo seguí observandolo y tratando de entender como puede entender un niñito la muerte, pero de ahí comprendí que no tiene que entenderla.
No quiero que Giacomo se olvide de su primo, fueron muy unidos y quisiera que lo tenga presente siempre....cuando crezca sé que sera diferente....porfa Roxy no dejes que olvide a mi hijo.

Fue un lindo viaje, pero nos hiciste tanta falta, sé que estabas ahí y estabas disfrutando con nosotros...



miércoles, 5 de octubre de 2011

Te amo!

Generalmente las personas tenemos que tener a la persona cerca para poder quererla, necesitamos tocar, abrazar, besar, hablar, comunicarte de alguna manera...pero que pasa cuando la persona a la que tanto amas no esta presente físicamente? Como haces para quererla? Para demostrarle tu amor? Como haces?

Alguna vez alguien me dijo: Es una nueva forma de amar.
Y si, tiene razón! De hecho es una nueva forma de amar, pero hay que aprenderla...hay que aprender como amar a alguien que no está.

No puedo decir que sea fácil, para mi no lo es, amo a mi hijo, lo amo mas que a mi vida pero necesito tenerlo conmigo, lo quiero tener conmigo, lo quiero abrazar con todas mis fuerzas, quiero llenarlo de besos, quiero sostener su cabecita cuando duerme, quiero sentir sus manitos gorditas, quiero escuchar su respiración, quiero sentir cada latido de su corazón....pero no puedo y no lo podré nunca. 

Es como si todo mi amor se me escapara de entre mis dedos y saliera volando en busca de mi hijo para alcanzarlo. 

Abrazo al aire y beso el viento, se que estas ahí, se que sientes mis abrazos y recibes mis besos...te puedo sentir en sueños, en sueños te veo, en sueños estamos juntos y trato de darte todo el amor que tengo acumulado.

Poco a poco iré aprendiendo a quererte sin tenerte conmigo, a demostrarte cada día cuanto te quiero y lo orgullosa que estoy de ti.

Eres la brisa que acaricia mi rostro cuando miro al cielo y te imagino feliz, eres las señales que recibo cada vez que pienso en ti, eres la paz que siento cuando pronuncio tu nombre, eres mi fuerza que me acompaña cada amanecer, eres la tibia caricia que siento cuando me voy a dormir....eres puro amor mi chiquito lindo!



martes, 27 de septiembre de 2011

Si se puede!

Varias amigas mías que son mamás, me dicen: Yo no sé que haría si a mi me pasara, me muero, no podría seguir viviendo, no podría superarlo (lo dicen refieriendose a la supuesta muerte de uno de sus hijos). Y yo les contesto: No, no te mueres, si se puede superar la muerte de un hijo.

Yo pensaba igual que ellas. Antes que a mi me pasara yo pensaba que si me pasaba algo así, me moría.Y no me he muerto, acá estoy y no se trata de que yo tenga algo especial o sea super fuerte, NO! Conozco a unas mamas que también han perdido a sus hijos y también están saliendo adelante y han salido adelante de tremendo golpe. De hecho cada una a su manera, a algunas les costará un poco mas que a otras pero creo que al final uno lo supera, por nuestros otros hijos, por nuestros esposos y lo mas importante por nosotras mismas.

Antes que me pasara, yo veía a una mama en el colegio de mi hijo que yo sabia había perdido a su hijita de una enfermedad. Siempre me la quedaba mirando y pensaba en como podía estar ahí recogiendo a su hijo, como podía levantarse de su cama, como podía sonreír...ahora lo entiendo porque ahora soy yo la que va al colegio a recoger a su hijo, la que se levanta de su cama todas las mañanas, la que puede sonreír.

La vida continua, la vida no se detiene por ti y por eso le doy gracias a Dios, le doy gracias por tener siempre la esperanza de un mañana, por saber que hay que seguir, que hay que levantarse, que por mas grande que sea tu pena, tu dolor, tienes que pararte y volverle a decir SI A LA VIDA!

Hay una linda canción que dice así: Que bonita es esta vida...aunque a veces duela tanto.

Es verdad la vida es muy bonita no porque me haya pasado lo mas terrible que le puede pasar a una madre tengo que decir o ver a la vida trágica y cruel. Si fuera así y quisiera ver a la vida llena de dolor, de muerte, de penas, me perdería el crecimiento de mis hijos, me perdería la belleza de la sonrisa de mi hija, me perdería los abrazos y te quieros de Cristóbal, me perdería el amor de Juanjo, no podría aprovechar los días maravillosos que paso con mi familia y no podría recordar a mi Gabrielito con una sonrisa.
SI la vida es dura, SI en la vida hay dolor, SI en la vida hay muerte, SI! pero también en la vida hay VIDA, AMOR, ALEGRÍAS, PAZ, ABRAZOS, BELLEZA.....

SI, el dolor que siento por la partida de mi hijo es desgarrador, pero el saber que él siempre está conmigo, que está mejor que nosotros en un lugar maravilloso, el saber que tengo una hija preciosa que ilumina mis días, que tengo un hijo increíblemente fuerte y maravilloso, que tengo un esposo, un compañero, un amigo que protege mis días y el saber que tengo a Gabrielito abrazándonos a todos desde el cielo, adormecen mi dolor y hacen que vea la vida cada día un poquito mas maravillosa.

martes, 20 de septiembre de 2011

Que hago?

Hoy operaron a mi papa, felizmente nada grave, lo operaron de la rodilla.

Se supone que lo operaban a las 7, pero la cambiaron a las 9 y finalmente mi mamá me llama para decirme que siempre era a las 7 de la noche. 
Yo estaba camino a mis clases cuando recibí la última llamada de mi mamá, tuve que dar media vuelta e ir a la clínica. Mientras manejaba camino a la clínica se me mezclaron muchos sentimientos acerca de estar nuevamente en una clínica esperando que alguien que quiero mucho salga de una sala de operaciones. 
Una parte de mi no quería ir porque no quería revivir nuevamente los momentos terribles que viví con Gabrielito, sé que no es lo mismo, las operaciones son completamente distintas, pero las sensaciones que te producen estas situaciones similares pueden hacerte volver a vivir.
Quería estar con el y con mi mami, así que me armé de valor, aceleré y fui.

Llegué a la clínica y mientras caminaba a su habitación, no pude no sentir el olor característico de las clínicas, ese olor a alcohol con desinfectante, ese olor que me lleva 8 meses atrás... quería salir corriendo, quería llorar, pero seguí caminando.

Llegué a su habitación y ya se lo habían llevado, decidimos con mi mama y mi hermana ir a comer algo a la cafetería mientras esperábamos. Trate de distraerme con la conversación pero no pude. No dejaba de mirar a todos lados esperando que pase algo...que? no se.

Me acordé que tenia que comprar leche para Leia, así que fui a la farmacia. 
Mientras caminaba pensé en si era lo correcto el no escucharme, el no hacerle caso a lo que siento, pensaba en si es lo mejor el no dejar salir mis lagrimas, el hacer todo lo posible por no recordar, el guardarme mis sentimientos para cuando esté sola. Si es lo mejor el no demostrarle a los demás que no estoy bien, que no me hace nada bien el estar en una clínica, pero pensé nuevamente en que es mi papa el que esta ahí, en que lo quiero muchísimo y que debo estar ahí con el.

Regresé a la clínica y ya hora de ir a ver si ya había terminado la operación. 
Estábamos yendo a la habitación, cuando mi mami me dice para ir mejor a la sala de operaciones...NO! pensé. Quise decirle que vaya sola, que yo la esperaba en el cuarto, pero nuevamente me quedé callada y la acompañé. Mientras subíamos las escaleras, sentí que no podía respirar, el olor a alcohol se hacia cada vez mas fuerte, pensé en mi bebé, pensé en Gabrielito y seguí subiendo. 
Llegamos a la sala de espera y habían varias personas esperando, hace 8 meses yo era una de esas personas esperando que salga mi hijito, esperando que salga bien pero no fue así.  
Miraba los rostros de estas personas pensando en cual seria la historia de cada una de ellas, ojala que ninguna pase por lo que yo pasé, pensé.

Finalmente salió mi papi y está muy bien. Cuando lo traían en la camilla y pasó junto a mi, me alegré muchísimo de verlo sonreír y verlo bien, pero no pude no percatarme de la colcha que lo tapaba, una colcha blanca que parece que todas las clínicas tienen la misma....la misma colcha con la que taparon a mi hijito cuando murió....POR QUE??? Dios mio como extraño a mi bebé!

Mientras escribo esto en la tranquilidad de mi casa, pienso en si no estoy siendo muy dura conmigo misma al exigirme vivir situaciones que no estoy todavía preparada totalmente para vivir. Pienso mucho en los demás y me estoy dejando de lado.
Tu me ves bien, puedo reír, puedo pasarla bien, puedo tragarme mis lagrimas y mi dolor pero cuando estoy sola es cuando revienta todo. Como le decía el otro día a una amiga, nadie puede juzgar lo que yo haga, después de lo que pasé si me provoca caminar con una botella de whisky en la mano, nadie puede decirme nada. Pero no hago eso ni hago nada fuera de lo común...hasta que punto esta bien eso? Como puedo saber que esta bien o que no?

Cuando recién pasó lo de Gabrielito, una persona me dijo: Deja que tus propios recursos naturales te ayuden en este proceso de duelo.
Soy una fiel creyente de la sabiduría de la naturaleza y creo que no le estoy haciendo caso. 

Debo escucharme mejor? Debo escuchar mejor a mi cuerpo? Debo hacerle caso a lo que siente mi corazón? A lo que piensa mi mente? Y que pasa con los demás? Que pasa con las demás personas que quieren verme bien? No deben importarme?

Siento mucha tranquilidad al saber que mi papi está bien, te quiero mucho papito y estoy feliz que todo haya salido bien!



martes, 13 de septiembre de 2011

Hay que agradecer...hay que valorar

Desde que sucedió lo de Gabrielito he estado pensando muchas cosas y me he dado cuenta de muchísimas cosas (lamentablemente a la fuerza) que quiero compartir con ustedes:


YO ERA FELIZ! Ya era completamente feliz y no me daba cuenta...uno siempre piensa que no es feliz porque le falta tal y cual cosa, que sería más feliz si tuviera un mejor trabajo, una mejor posición, un mejor carro....yo pensaba que algo me faltaba, nunca supe que era porque en realidad NO ME FALTABA NADA, tenía TODO para ser feliz......3 hijos maravillosos, sanos, un esposo increíble que da la vida por su familia, que se saca la mugre trabajando por nosotros, una casa donde vivir, a mis hijos no les faltaba nada, tenían techo, educación, comida y muchísimo amor....pero yo sentía que me faltaba algo, el poco tiempo que tuve a mis 3 hijos conmigo FUI MUY FELIZ pero creo que no lo valoré ni lo aproveché como me hubiese gustado, claro uno siempre piensa que tiene la vida asegurada y no sabe que la vida puede terminar y cambiar en un segundo.

Ahora si puedo decir con toda seguridad que nunca seré completamente feliz, tengo la seguridad que sí, en algún momento volveré a ser feliz pero nunca completamente, ahora sí puedo decir con toda seguridad que me falta algo y ese algo es mi hijito...daría todo por retroceder el tiempo y volver a tener a mis 3 hijos conmigo y darle gracias a Dios y a la vida por lo que tengo, TODOS LOS DÍAS!

HAY QUE VALORAR Y AGRADECER LO QUE TENEMOS TODOS LOS DÍAS!

Si piensan como yo pensaba que algo les falta y siempre buscan hacer algo mas o tener algo mas ya sea por ustedes, por sus hijos, sea cual sea el motivo, por favor dense cuenta que YA TIENEN TODO LO QUE NECESITAN, TIENEN UNA FAMILIA COMPLETA!

Valoren y agradezcan cada segundo que están con sus hijos, con su familia, pasen más tiempo con ellos porque al final cuando alguien se va lo que te queda solo son los recuerdos del tiempo que estuvieron juntos.

Lo único que tenemos seguro en esta vida es el amor y la muerte.....la muerte porque sabemos que todos en algún momento vamos a morir y el amor porque está presente en cada segundo de cada día.

Uno siempre piensa que nunca nada te puede pasar, que nunca nada les va a pasar a tus hijos y pensamos que tenemos la vida comprada....pero no es así, la vida es muy frágil y puede acabar en un segundo.

Afortunadamente, el ultimo día que estuve con Gabrielito sí lo aproveché al máximo, aproveché al máximo a mi hijo, lo apachurre, lo llene de besos, le dije mil veces que lo quería y gracias a Dios me despedí de él, yo creo que en algún grado de inconsciencia él y yo sabíamos que era nuestro ultimo día juntos y fue el mejor!

Pero todos los días deberían ser los mejores!

Yo si me considero una mamá engreidora y si les digo a mis hijos que los quiero todos los días, pero ahora lo hago mas, los apachurro mas, los beso mas, los cuido mas......háganlo ustedes también TODOS LOS DÍAS!  

Hagan que todos sus días sean los mejores!