sábado, 18 de noviembre de 2017

Regresando a lo que creo


Una vez más pienso que importante es elegir lo que queremos creer. Elegir lo que nos hace bien y mantenernos firmes en esas creencias.

La semana pasada me contaron algo que me dejó mal, que me dejó pensando mucho, que me hizo sentir culpable, que me quitó el sueño por varias noches, que me hizo cuestionar mis creencias, me hizo cuestionar lo que yo había elegido creer. 

Lo peor de esto? Que yo lo permití.

Yo permití que eso me afectara, yo permití que las dudas hicieran su nido en mi mente, yo permití que la angustia no me deje dormir, yo permití que mis creencias con tan buena base, se tambalearan.
Yo permití que esta situación se desborde y dure más de lo que debió durar.

Gracias a la vida tengo buenas amigas y guías que me tranquilizan, me hacen acordar que debo respirar, confiar en mi intuición, confiar en lo que mi corazón me dice y sobretodo me hacen regresar a lo que elegí creer.

Una vez que hice una pausa, que me concentré en solo respirar, que le pedí una señal a Gabriel, pude nuevamente volver a eso que yo elegí, pude volver a la calma, a ese lugar en donde yo sé todo es perfecto. 
Pude volver a respirar sin culpa y regresó a mí lo que yo siempre creí desde que Gabriel partió: Que mi hijo es Luz, que está en paz, que disfruta de una felicidad sublime, que está conmigo y más vivo que nunca!

Con amor y en paz,

Uchi


viernes, 3 de noviembre de 2017

Honrando mis 40!


La semana pasada cumplí 40 años. Como diría Joaquin Sabina, 30 más 10.

En 40 años puedo decir que he aprendido estas 40 cosas:

  1. Que el amor no muere con la muerte.
  2. Que el más grande dolor puede ser tu más grande bendición.
  3. Que la muerte no existe, que la muerte es solo una transformación hermosa, un cambio de estado.
  4. Que los amigos verdaderos los puedes contar con una mano.
  5. Que el mejor momento es muchas veces inesperado y sencillo.
  6. Que toda acción va a tener una consecuencia y depende de ti si es buena o  mala.
  7. Que lo peor que puede hacer una persona es victimizarse.
  8. Que existe la eternidad.
  9. Que los abrazos pueden sanar el alma y son gratis.
  10. Que puedes perder amigos en un día y ganar mejores amigos en un día también.
  11. Que la familia es lo mejor que existe.
  12. Que nunca es tarde para estudiar algo, para emprender algo.
  13. Que el tiempo como lo conocemos no existe.
  14. Que todos somos uno.
  15. Que una de las mejores decisiones que he tomado ha sido el ser vegetariana.
  16. Que no podemos dejar que el miedo nos paralice.
  17. Que hacer lo que te gusta y hacerlo como trabajo es un privilegio.
  18. Que Dios es uno solo.
  19. Que se puede amar a alguien más que a nadie en el mundo.
  20. Que se puede aprender mucho en el silencio.
  21. Que es maravilloso estar solo contigo mismo.
  22. Que amo viajar sola y acompañada.
  23. Que necesito tener momentos para mí.
  24. Que amo ser mamá y esposa pero también amo ser una mujer independiente.
  25. Que hay que honrar a nuestros antepasados y a nuestros padres.
  26. Que hay mucho más en el universo que lo que vemos y creemos conocer.
  27. Que dar sin esperar recibir nada a cambio es el mejor bálsamo para el alma.
  28. Que no me arrepiento de nada porque todo me ha traído a donde hoy me encuentro.
  29. Que cometer errores es humano el truco está en no volver a cometerlos y aprender de ellos.
  30. Que mi estación favorita es el verano.
  31. Que es sanador aceptar que todos tenemos un límite y que somos seres perfectamente imperfectos.
  32. Que un café con un amigo es muchas veces la mejor terapia que vas a poder tener.
  33. Que recostarte en el hombro adecuado es el paraíso.
  34. Que empezar a correr fue de lejos la mejor decisión que pude haber tomado.
  35. Que algo de locura tengo. La abrazo y la quiero.
  36. Que la paciencia no es mi mejor virtud.
  37. Que tener a mis hijos ha sido una experiencia maravillosa pero también aterradora.
  38. Que ayudar a mi hijo a partir ha sido la experiencia más dura de mi vida pero también la más hermosa, pacífica, desafiante y maravillosa de mi vida.
  39. Que a los 40 ya no hay que privarse de nada...Cómete ese postre!
  40. Que estoy agradecida por quien soy, por donde estoy, por lo que tengo...no necesito más!
Con amor,

Uchi




viernes, 13 de octubre de 2017

Haciendo una pausa


Tal vez estés pasando por un mal momento, por un momento difícil, por un momento de dolor, de incertidumbre. Tal vez las cosas no están saliendo como tú lo esperabas, tal vez te está costando seguir caminando, seguir respirando...

Si es así, te invito a hacer una pausa, te invito a parar. 
Deja que la vida siga pero tú detente un momento.
Elije un lugar para estar en paz o constrúyete tú uno en tu imaginación. Un lugar hermoso, un lugar que te cobije, que te arrope. que te abrace. 

Déjate engreír por el silencio, deja que la brisa te sople el rostro con ternura...respira, respira profundamente y siente como el aire de la vida te llena los pulmones de energía sanadora.

Quítate las máscaras, la máscara de luchadora, de fuerte, de feliz...y disfruta no tener que representar nada a nadie. Disfruta ser tú misma contigo misma.

Deja entrar al dolor, no te pelees con el, abrázalo, acógelo y míralo, no con miedo sino con amor y tal vez al mirarlo con amor podrás entender que te vino a enseñar, que vino a sanar.

Deja de tratar de controlar lo incontrolable, solo deja ser, suelta, abre tus manos y libérate de todo, de tus angustias, de tus miedos, de tus fracasos, de tu dolor, libérate de lo que te ata.

No intentes estar bien...solo siente, respira, suelta y permite al amor sanar tus heridas.

Con amor,

Uchi